Larga la octava Vendée Globe

Quién puede ganar la octava Vendée Globe ?

Ésa es la pregunta con trampa por excelencia, pues hay muchos parámetros para brillar en la vuelta al mundo en solitario. El domingo a las 13:02, 29 patrones partirán de Les Sables d’Olonne con ambiciones diferentes, dependiendo de sus respectivas experiencias, de las máquinas que disponen y sus niveles de preparación. Habrá alegrías, decepciones, sorpresas buenas y malas y en última instancia, un solo ganador. Pero la lucha por la victoria y el podio no será lo único interesante a seguir, pues detrás, las regatas dentro de la regata no dejarán de entrar en escena.

La Vendée Globe es sin duda uno de los eventos deportivos en los que las pronósticos son más peligrosos. En el mar, alrededor del mundo, el guión nunca está escrito de antemano. En un instante, el mejor patrón preparado, a bordo del barco más optimizado, puede caer víctima de un incidente de regata. Como ha dicho Sébastien Josse esta mañana, “la Vendée Globe dicta sus leyes a lo largo del recorrido”.

A menos 48 horas de la salida, las preguntas queman los labios: ¿Quién puede ganar la octava Vendée Globe? ¿Cuáles son las sorpresas buenas y malas? Nadie lo sabe, pero un inventario de fuerzas permite dar algunas respuestas …

10 navegantes tienen ambiciones de podio, y tal vez más…
Sobre el papel, una docena de patrones pueden alcanzar el podio, de los cuales seis a bordo de IMOCAs de última generación equipado con foils.
Para Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII), segundo clasificado en las dos últimas Vendée Globe, cualquier otro resultado que la victoria sería una decepción. Asume su condición de favorito y parece soportar la presión.
Otros nombres destacan como candidatos a la victoria, incluida la del experimentado Sébastien Josse (Edmond de Rothschild), preparado para destacar.
En el podio de 2013, el británico Alex Thomson (Hugo Boss) regresa con un barco de un enorme potencial, y el objetivo de convertirse en el primer extranjero en ganar la Vendée Globe.
Jean-Pierre Dick (Virbac-StMichel) vio su preparación interrumpida por diversos daños. Pero, para su cuarta Vendée Globe, Jean-Pierre tiene las armas para alcanzar un podio que se le escapaba por los pelos hace cuatro años.
Él también tuvo algunos tropiezos en su preparación, pero desde entonces ha recuperado la confianza. Lagravière Morgan (Safran), el novato con talento, apoyado por Roland Jourdain, es un joven competidor a seguir de cerca.
Jérémie Beyou (Maître de CoQ) es el único navegante que ha equipado con foils un viejo IMOCA de penúltima generación. Competidor feroz, espera que esta apuesta le permitirá jugar papeles protagonistas.
El resto de contendientes parten con barcos orzas rectas. El único ex ganador en la salida, Vincent Riou (PRB) tiene el doblete en su punto de mira. Apadrinado por Michel Desjoyeaux, Paul Meilhat (SMA) sube a bordo del último IMOCA ganador (ex MACIF de François Gabart) con una condición de outsider capacitado, que le conviene perfectamente. Yann Elies (Quéguiner-Leucémie Espoir) vuelve a la carga ocho años después de un accidente y rescate que le convirtieron en leyenda Vendée Globe. Ya es agua pasada, y Yann busca el podio. Después de dos abandonos dolorosos, Kito de Pavant (Bastide Otio) quiere por encima de todo completar la vuelta al mundo, pero su lado competitivo probablemente resurgirá una vez en regata…

Un grupo intermedio de quince marineros, con serios protagonistas
La Vendée Globe 2008-2009 es la que reunió el mayor número de competidores y barcos nuevos en la historia de la prueba, con 30 solitarios en la salida. Es lógico, pues, que ocho años más tarde encontremos muchos patrones que llevan barcos construidos para aquella edición. No menos de trece patrones IMOCA disponen de barcos estrenados entre 2006 y 2008, ¡son casi la mitad de la flota! Estos competidores ‘Generación 2008′ no están para ganar pero tienen ambiciones y grandes historias que contar. Entre ellas, la honrilla jugará de lleno y la pelea será emocionante de seguir.

En este grupo, los protagonistas más serios sobre el papel son Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord pour le Projet Imagine), Jean Le Cam (Finistère Mer Vent), Tanguy de Lamotte (Initiatives Cœur) y el japonés Kojiro Shiraishi (Spirit of Yukoh). También habrá que tener en cuenta la experiencia de Bertrand de Broc (MACSF), Arnaud Boissières (La Mie Câline) y Louis Burton (Bureau Vallée), que ya saben qué es la Vendée Globe. Entre los novatos, algunos parecen capaces de dar la sorpresa como Fabrice Amedeo (Newrest-Matmut), Stéphane Le Diraison (La Compagnie du Lit-Boulogne Billancourt) o también Eric Bellion (Comme Un Seul Homme). El estadounidense Rich Wilson (Great American IV) y el irlandés Enda O’Coineen (Kilcullen Voyager-Team Ireland) cuentan con disfrutar de esta increíble aventura y compartirlo con el mayor número de personas en sus respectivos países.

Vamos a añadir a este grupo “intermedio” a dos patrones sexagenarios que disponen de barcos nuevos, pero que difícilmente lucharán luchar por el podio. A bordo de un IMOCA construido con sus propias manos, el húngaro Nandor Fa (Spirit of Hungary) regresa veinte años después de su última participación, con el objetivo de completar el recorrido por segunda vez, y si es posible en menos de 90 días. En cuanto al holandés Pieter Heerema (No Way Back), se ha puesto un gran reto personal saliendo con un IMOCA de última generación equipado con foils.

Los aventureros con barcos “vintage”
Para ellos, la Vendée Globe es más una aventura, aunque entran al trapo en la regata. El primer neozelandés en participar en la Vendée Globe, Conrad Colman (100 % Natural Energy, estrenado en 2005) ya ha completado dos vueltas al mundo en doble. Tiene la intención de sacar provecho de estas experiencias para repetir la actuación en solitario.
Por último, cuatro navegantes cortarán la línea de salida el domingo con barcos legendarios de la Vendée Globe. Los más más antiguos se estrenaron en 1998, se trata del Famille Mary-Etamine de Lys de Romain Attanasio (ex Whirlpool de Catherine Chabaud) y del TechnoFirst-faceOcean de Sébastien Destremau (el antiguo Gartmore de Josh Hall). Los otros barcos antiguos, son son La Fabrique Alan Roura (anterior Superbigoude Bernard Stamm) y el One Planet One Ocean del español Dídac Costa (ex Kingfisher de Ellen MacArthur, segundo en 2000 -2001).

DECLARACIONES

Dídac Costa (One Planet One Ocean):
“Mi objetivo es claro: terminar. Pero uno de los puntos interesantes de la Vendée Globe de este año es la cantidad de barcos. Hay 29 IMOCA y esto va a crear regatas dentro de la propia regata. Y eso es muy motivador, porque voy a navegar contra los barcos de la misma generación que el mío”.

Vicente Riou (PRB):
“Me hablan de mi victoria en 2004-2005, pero cada Vendée Globe los contadores se ponen a cero, es una nueva historia que no tiene nada que ver con la anterior. Incluso los mejores patrones son humildes y dicen querer finalizar por encima de todo”.

Jean-Pierre Dick (Virbac-StMichel):
“Para los 29, evidentemente la mitad de la flota está fuera de contacto con la otra. Realmente hay diez proyectos competitivos, difíciles de superar en el agua. La competencia está ahí, será interesante. Creo que la flota probablemente será más ajustada, la el grupo de cabeza irá más junto si no hay grandes averías”.

Yann Elies (Quéguiner-Leucémie Espoir):
“Es posible que los foilers se escapan y que nos dejen las migajas, me he preparado psicológicamente. Mi objetivo es el podio a pesar de todo, ¡el objetivo es llegar un minuto por delante del cuarto! “.

Jean Le Cam (Finistère Mer Vent)
“Sobre el papel, me sitúo entre los 10-12 primeros. Probablemente habrá cinco abandonos y podría encontrarme en el 6-7. Pero no hay que dejarse engañar, esto no tiene nada que ver a nivel deportivo con la edición de 2008, donde hubo 19 nuevos barcos. En la flota actual, en mi opinión hay 7-8 barcos que puedan ganar, no más”.

Tanguy de Lamotte (Initiatives Coeur):
“Hay un buen grupo de barcos de segunda mano. Habrá una lucha cerrada. He tenido más tiempo para prepararme que en la edición anterior. Creo que los foils es lo que hace falta para ganar la Vendée Globe. También es un riesgo. Pero como arquitecto naval, estoy seguro de que va a ganar un foiler”.

Kojiro Shiraishi (Spirit of Yukoh)
“¡Aspiro al Top 10! Hay muchos barcos de la misma generación como la mía, que fue botado en 2007. Será una regata dentro de la regata, estoy muy entusiasmado con ella. Jean Le Cam, Tanguy de Lamotte serán parte de mis competidores serios. En general, hay muchos buenos competidores”.

Romain Attanasio (Mary Bunting Familia-Lys):
“Mi plan para es entrenar, soy un regatistas de Figaro ante todo, es por eso que vengo! Puedo tratar de seguir a Louis Burton y a Stéphane le Diraison, por ejemplo, que tienen barcos más rápidos que el mío. Así que pueden suceder muchas cosas, solo hace falta que un barco más rápido lleve una vela más pequeña y yo ya estaré ahí”.

……………………………………………………………………………………………………………………….
LA METEO

Algunos chubascos, cielos nublados y 10-15 nudos del Noroeste acompañarán a los solitarios 29 a las 13:02 horas, en la línea de salida de la 8ª Vendée Globe. Los pondrán rápidamente rumbo suroeste, empujados por 15-20 nudos de viento del norte hasta cabo Finisterre, a donde se espera que los primeros foilers lleguen el lunes. “Es menos angustioso que el paso de frente, se nota en los pantalanes, el ambiente es menos tenso. Después, será rápido y muy intenso, sobre todo porque hay mucho tráfico marítimo, pesqueros, mercantes, y en Finisterre, cosas flotando en el agua”, dice Jérémie Beyou.

A lo largo de Portugal, el viento se fortalecerá y se espera una empopada trasluchando. En resumen: un rápido inicio de la regata, pero muy técnico. “La gente bien entrenada estará en cabeza. Los foilers tendrán ventaja. Después, hay que ver si se exprime a los barcos al 100% o no. Luego se augura una dorsal (zona sin viento) que está a punto de moverse entre Gibraltar y las Islas Canarias el 8 de noviembre al mediodía, que puede cerrar la puerta a los perseguidores.