LaCopa América volvió al New York Yacht Club casi un siglo después

La Jarra de las Cien Guineas con Nueva York al fonodo. Foto: Rob Tringali/ACWSNY
La Jarra de las Cien Guineas con Nueva York al fondo. Foto: Rob Tringali/ACWSNY

La mítica Jarra de las Cien Guineas ha vuelto al New York Yacht Club, institución que la vio nacer después de casi un siglo de ausencia, tras haberla guardado con mimo en sus vitrinas durante 50 años. Durante todo este tiempo defensores del club de la costa este americana fueron ganando de forma consecutiva el que está considerado como el trofeo deportivo más antiguo de la historia: La Copa América.

El New York Yacht Club fue el creador de este trofeo, aunque la primera edición no se disputó en aguas americanas, si no británicas. Fue con motivo de la primera Great Exhibición, lo que conocemos hoy como Exposición Universal, en el año 1851.

Allí se organizó una competición a vela que consistía en dar la vuelta a Isla de Wight, el premio era un aguamanil de plata valorado en 100 guineas de oro. El barco vencedor se llevaría el premio.

El New York Yacht Club, recién fundado, mandó una goleta a competir ante la Armada Real Británica. El barco neoyorkino fue bautizado como América, y allí se enfrentó contra catorce barcos británicos, a los que ganó, y con ello la Jarra de las Cien Guineas, que se llevó hasta Nueva York. Allí el comodoro John Cox Stevens, promotor del América, decidió que el trofeo, aunque era propiedad del New York Yacht Club, se podría para los restos de la historia en juego entre un Defender (el ganador) y un Challenger (desafiante) y así viene sucediendo desde 1870. Se creó un documento fundacional, llamado Deed of Gift, que es por el que rigen las reglas de la Copa América, en las que aunque el Defender de turno lo tiene en fidecomiso los años entre defensa y defensa.

Durante 50 años el New York Yacht Club, desde 1870 a 1920, lo tuvo en sus vitrinas con victorias de sus barcos, los trece primeros desafíos fueron en sus aguas, hasta que en 1930 la competición se trasladó a Newport, en el vecino estado de Rhode Island. A partir de ahí ganaron otros desafíos estadounidenses y se la llevaron a la costa oeste, San Diego. Hasta que en 1983 por primera vez la Copa América era ganada por un equipo no estadounidense después de 132 años de historia cuando el Australia II les arrebataba el trofeo.

Hace unas semanas volvió el espíritu Copa América a Nueva York, aunque fue solo por undos días, en la que los seis barcos inscritos en la edición de este año, el defender Team Oracle y los desafiantes Emirates Team New Zealand, Land Rover BAR, Softbank Japan, Artemis Racing y Groupama Team France; volvieron a recuperar una parte de la historia para navegar frente a la Estatua de la Libertad en las America’s Cup World Series (Series Mundiales), previas a lo que será la 35 Copa América en junio del año que viene en Bermuda.