Volvo Ocean Race. Brutal dureza.

La Volvo Ocean Race con brutal dureza.

Volvo Ocean Race.
La brutal dureza del Océano Sur comienza a pasar factura

El MAPFRE ha sufrido daños en el carril de la mayor, aunque sigue peleando por el liderato de la flota en la etapa 7 de la Volvo Ocean Race
24 marzo 2018
15:32 UTC
Las tremendas condiciones de viento y ola del Océano Sur está empezando a afectar a la flota de la Volvo Ocean Race a medida que la dureza se intensifica este fin de semana.

El viento ya está permanentemente por encima de los 30 nudos, con rachas que se acercan a los 40 nudos y olas que están comenzando ser montañosas y ya están por encima de los 5 metros.

Los vídeos que están llegando desde los barcos son francamente espectaculares, tal y como se puede apreciar pinchando aquí.

El MAPFRE, que seguía en primer parte de posiciones de las 0700 UTC, ha informado posteriormente de unos problemas en el carril del mástil, lo que ha ralentizado un poco su velocidad, pero el equipo aún se mantiene firme en el segundo lugar.

El patrón Xabi Fernández informaba del percance en un correo electrónico al Race Control esta mañana. “Simplemente queríamos informaros que tenemos un pequeño daño en el carril de la mayor, ya que hace unas horas se desprendió una pieza mientras cogíamos un rizo. Hicimos un arreglo temporal, lo que nos permitió seguir navegando. Os mantendremos informados si hay un mayor deterioro”.

Por su parte, el navegante Joan Vila, ha comentado que “la situación a bordo es intentar preservar el barco, hemos tenido una pequeña rotura en el carril de la mayor, y sabemos que tenemos que encontrar nuestro límite pero siempre sabiendo cuando hay que sacar el pie del acelerador”.

El SHK / Scallywag, que ya pierde más de 100 millas sobre la cabeza, informó de daños en una de las poleas que guía el aparejo que sostiene el mástil. Fue reparado rápidamente y mientras el equipo perdió algunas millas, no hubo daños mayores.

“Estábamos maniobrando a lo largo de la zona de exclusión de hielo y la polea quedó al revés; tuvimos suerte, podríamos haber perdido el mástil. Ahora estamos a 110 millas de distancia, pero eso es lo que hay”.

Los equipos están avanzando rápidamente hacia Cabo de Hornos, empujados por la fuerza del vendaval que sopla desde el oeste detrás de ellos. Trasluchar constantemente a lo largo del límite sur de la Zona de Exclusión de Hielo es un trabajo agotador.

“Hay entre 35 y 40 nudos de viento y grandes olas”, dijo el patrón de Brunel, Bouwe Bekking, con ocho ediciones a sus espaldas. “Por un lado, navegar es muy divertido, pero por otro lado es bastante peligroso porque sabes que si haces algo mal, puede ir terriblemente mal. Hay que encontrar el equilibrio “.

Un equipo que está brillando a lo largo de este fin de semana es el Turn the Tide on Plastic. Con veteranos del Océano Sur como la patrona Dee Caffari y el navegante Brian Thompson, el equipo ha logrado ponerse líder en el parte de posiciones de las 1300 UTC, con una velocidad de casi 22 nudos, el más rápido de la flota.