Rolex Middle Sea Race

La Rolex Middle Sea Race comienza con perspectiva de record

La Rolex Middle Sea Race comienza con perspectiva de record

Hoy ha comenzado en Malta la 38ª edición de la Rolex Middle Sea Race con una flota formada por 104 barcos de 30 nacionalidades.

Más de un millar de tripulantes de prácticamente todo el mundo participan en esta clásica oceánica del Mediterráneo, cuyo recorrido de 606 millas náuticas comienza y finaliza en Malta tras circunnavegar Sicilia en sentido opuesto al de las agujas del reloj. La previsión meteorológica indica condiciones favorables para mejorar el actual récord de 47 horas y 55 minutos establecido en 2007 por el armador estadounidense George David, que regresa a bordo de su 88 pies Rambler, el barco más rápido de las dos últimas ediciones.

Desde Sudáfrica hasta Estados Unidos; desde Chile hasta Nueva Zelanda; y, por supuesto, España. El caracter internacional de la Rolex Middle Sea Race es incuestionablemente, y en su 38ª edición lo realfirma con 104 barcos de 30 nacionalidades en la línea de salida. “Es una flota diversa en términos de nacionalidades y tipo de embarcaciones”, explica Godwin Zammit, comodoro del Royal Malta Yacht Club. “Muchas tripulaciones repiten, lo que es una buena indicación de que adoran la regata. La Rolex Middle Sea Race es siempre interesante. Su recorrido circular asegura un desafío continuo para los equipos y la meteorología en el Mediterráneo es siempre cambiante, especialmente en esta época del año”.

Como es tradición, la salida se realizó a los pies de los bastiones de Grand Harbour, en La Valeta. Los cañones de Saluting Battery resonaron con fuerza para indicar cada una de las salidas en las que se distribuyó a la flota, que tras abandonar el abrigo del puerto con una brisa de diez nudos del sureste ponía rumbo norte hacia Sicilia para negociar el primer tramo del siempre complicado y a menudo radical recorrido alrededor de Sicilia. Junto a la Rolex Fastnet Race en Reino Unido y la Rolex Sydney Hobart en Australia, la Rolex Middle Sea Race es un pilar de la relación de Rolex con el mundo de la navegación oceánica.

Objetivo, 48 horas.

El recorrido de la Rolex Middle Sea Race cuenta con diferentes puntos de inflexión, cada cuál con unas condiciones meteorológicas particulares que favorecen a diferentes tipos de barcos. La previsión de un Mistral de considerable intensidad en la mañana del lunes favorecerá a priori a los barcos de mayor eslora a medida que atraviesan la costa noroeste de Sicilia antes de rodear Lampedusa y poner proa a Malta. Los expertos no descartan el establecimiento de un nuevo récord, que podría lograrse en función de cómo pasen en las próximas horas el estrecho de Messina y rodeen uno de los iconos de la prueba, la isla volcánica de Estrómboli.

Si se cumple el parte, los barcos más rápidos podrían completar el recorrido por debajo de las 48 horas, poniendo a tiro el actual récord establecido en 2007 por el 90 pies Rambler de George David en 47 horas y 55 minutos. El armador estadounidense regresa con su 88 pies Rambler, el barco más rápido en las dos últimas ediciones, y que este año ha demostrado su excelente estado erigiéndose ganador en tiempo real de la Rolex Fastnet Race. A bordo contará con una espectacular alineación que incluye leyendas vivas de la navegación como los neozelandeses Brad Butterworth y Dean Barker.

La batalla por la victoria en tiempo real apunta a ser una de las más disputadas de los últimos tiempos. Junto al Rambler salían hoy de Malta el 98 pies CQS de Ludde Ingvall, el 100 pies Leopard (ganador en tiempo real en 2009) y dos unidades Maxi 72, el Momo de Dieter Schön (campeón mundial de la clase en el Rolex Maxi 72 Worlds 2017 y ganador en tiempo real de la Giraglia Rolex Cup) y el Proteus de George Sakellaris (subcampeón mundial).

En ausencia del ganador absoluto de la Rolex Middle Sea Race 2016, el italiano Mascalzone Latino, el abanico de aspirantes al título de este año se amplía considerablemente. Tanto el italiano Endlessgame de Pietro Moschini como el suizo Kuka 3 de Franco Niggeler son diseños Cookson 50, como el Mascalzone Latino, y ambos esperan que las condiciones de esta edición sigan la tendencia de favorecer al rango de los 50 pies. En esas apuestas también entra el Swan 53 sudafricano Music de James Blakemore. “Esperamos llegar a Malta el martes por la tarde, porque parece que habrá mucha presión a partir de Estrómbili”, explica el miembro de la tripulación, Gerry Hegie. “La clave estará en acertar en el inventario de velas para los diferentes tramos del recorrido”.

El país con mayor representación entre la flota es Italia, con más de 20 barcos en la línea de salida, seguido de Reino Unido y Rusia. Seis equipos malteses pugnarán no sólo por el orgullo nacional, sino por la posibilidad de conseguir la octava victoria para Malta en la historia.

Una relación natural.

Rolex siempre se ha asociado con actividades que, como ella misma, están motivadas por la pasión, la excelencia, la precisión y el espíritu de equipo. De manera natural, Rolex ha gravitado hacia el mundo de la navegación a vela, formando una alianza que se remonta a la década de 1950. Hoy, Rolex es patrocinador principal de 15 de los más importantes eventos internacionales de vela. Desde regatas oceánicas como la Rolex Sydney Hobart (Australia), la bienal Rolex Fastnet Race (Reino Unido) y la Giraglia Rolex Cup (Francia e Italia), pasando por competición de monotipos del más alto nivel como el Rolex Farr 40 World Championship, reuniones espectaculares como la Maxi Yacht Rolex Cup (Italia) o la Rolex Swan Cup (Italia y Caribe), y mantiene una estrecha relación con los clubes náuticos más influyentes del mundo, como el Yacht Club Italiano, el New York Yacht Club (Estados Unidos) o el Royal Yacht Squadron (Reino Unido). Rolex está guiada por su pasión por la excelencia y un comprometido aprecio por el mundo de la vela.