La Armada oculta que el ARA San Juan fue destruído instantáneamente por una explosión

La Armada ocultaría que el ARA San Juan fue destruído instantáneamente por una explosión

La Armada ocultaría  que el ARA San Juan fue destruído instantáneamente por una explosión

Desde el inicio de la crisis de la desaparción del subamrino ARA San Juan, la Armada Argentina sabía que el submarino había colapsado bajo el agua provocando la muerte instantánea de los tripulantes.

Según fuentes confidenciales de la Armada Argentina, la gran polémica que generaron las obras de gran carena que se realizaron en el sumergible, con denuncias que tuvieron que ser archivadas acudiendo a contactos para proteger a altos cargos del gobierno y de la Armada, que según parece se pudieron lucrar a costa de los contratos de obras y modernización de diversas unidades navales, provocaron que los responsables de la fueza naval consideraran necesario ocultar, el máximo tiempo posible, la desaparición del submarino al efecto de ganar tiempo y poder ofrecer un explicación que alejara las sospechas de que el accidente del submarino pudiera tener algo que ver con la mala calidad de los materiales usados en las obras, no solo en este submarino, si no en otras unidades navales del país.

En el caso del submarino San Juan -desaparecido desde mediados de noviembre- una nueva hipótesis sobre la destrucción del submarino parece cobrar fuerza a medida que transcurren los días.

Dentro de la política de oscurantismo y poca claridad que ha tenido cierto sector de la Armada Argentina durante toda la crisis, no dan crédito a esta explicación y oficialmente no se le presta atención, pero diversas fuentes afirman que esta es la realidad de lo que le sucedió al submarino y que continúa siendo negado por las autoridades de la Armada, al efecto de seguir ‘echando balones fuera’ , es decir tratando de desviar la atención del caso, especialmente ahora que se encuentra bajo investigación oficial.

Al respecto de esta teoría, que se basa en unos cálculos sobre la intensidad de la explosión submarina cuya existencia esta reconocida a nivel internacional, las fuentes oficiales de la Armada de Argentina se muestran cautelosas. ‘Lo hemos tenido en cuenta, como los otros indicios que recibimos’, manifestó este domingo el portavoz de la Armada, capitán de navío Enrique Balbi. ‘No descartamos nada, pero no deja de ser un análisis de un especialista acústico en función del primer informe’, añadió.

La hípotesis fue propuesta por un ex oficial de la US Navy, especialista en sonar y sistemas de detección submarina y señales acústicas. Según ella los sonidos submarino analizados describen un fenómeno fulminante que habría podido acabar con la tripulación de forma instantánea.

Realizado en base a los datos recogidos por la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares -la agencia que detectó una anomalía hidroacústica- el que fuera experto de la Armada estadounidense Bruce Rule determinó que la implosión del submarino liberó una cantidad de energía superior al estallido de 5,5 toneladas de dinamita.

Según Rule, cuando el sumergible se encontraba 390 metros bajo el agua acaeción un suceso que dañó el casco interior, el que protege al submarino de la presión exterior del agua del mar. Debido a que esa presión a la profundidad establecida era de 39 atmósferas, se dio una gran entrada de agua al interior del submarino a una velocidad de aproximadamente 2.900 kilómetros por hora.

El experto indicó a través de un foro que ‘la totalidad del casco interior fue completamente destruida en aproximadamente 40 milisegundos’, detallando que esto equivale a la mitad del tiempo mínimo requerido para el reconocimiento cognitivo de un suceso. ‘No se ahogaron ni experimentaron dolor, la muerte fue instantánea’, agregó, señalando que los restos del sumergible se precipitaron hacia el fondo del mar a una velocidad de entre 18 y 24 kilómetros por hora.