Idec Sport 2016. El Idec Sport navega a ritmo de récord

El maxi-trimarán francés Idec Sport, al mando de Francis Joyon y con una tripulación formada por el español Alex Pella, Clément Surtel, Gwénolé Gahinet, Bernard Stamm y Sébastien Audigane ha cubierto esta martes su décimo octava jornada de navegación en su intento de batir el récord del Trofeo Jules Verne -Vuelta al Mundo en multicasco sin paradas ni asistencia- con 680 millas (1.260 km).

Esto representa, en este momento, que ha rebajado ya en algo más de un día el récord logrado por el Banque Populaire V de Loïck Peyron con 45 días,13 horas,42 minutos y 53 segundos. La impresionante trayectoria del Idec Sport casi recta, con velocidades de más de 32 nudos (62 km/h) que debe conducir dentro de las próximas 24 horas a Joyon y sus hombres a Tasmania y entrar en el Océano Pacífico en la latitud 53º Sur y con mucha atención a las áreas de hielos.

Este martes también batían dos récords intermedios del Trofeo Jules Verne: el de la salida desde Ouessant (Francia) hasta el cabo Leeuwin (Australia)(17 días, 06 horas y 59 minutos) y del Cabo Agulhas al Cabo Leeuwin (4 días, 09 horas y 37 minutos).

“Aquí seguimos con este ritmo endemoniado. A ritmo de récord!!. En los últimos días venimos promediando más de 850 millas (1.575 km) cada 24 horas, lo que supone nuevos récords de velocidad absoluta en recorridos de vuelta al mundo”, destaca desde la embarcación, Alex Pella. “Por detrás, a escasas millas, está el frente de una borrasca, que se desplaza hacia el Este a 35 nudos (68 km/h) de velocidad. Es el turbo perfecto; exactamente lo que veníamos buscando por aquí.Esto es el sueño de cualquier corredor oceánico”, añade.

Este ritmo vertiginoso también tiene sus problemas. Pella indica que: “La pesadilla del hielo y el estrés. Llevamos varios días metidos en la zona de restricción por hielo. La temperatura del agua sigue bajando, la visibilidad es reducida a escasas dos esloras. La bajada sin frenos es además con los ojos vendados”.