Hinckley Yachts. El primer yate de lujo totalmente eléctrico

Hinckley Yachts. El primer yate de lujo totalmente eléctrico

El primer yate de lujo totalmente eléctrico. De Hinckley Yachts.

LA CENTENARIA NAVIERA AMERICANA HINCKLEY YACHTS PRESENTA DASHER, UN YATE DE LUJO QUE FUNCIONA CON PROPULSIÓN 100%

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Hinckley Yachts, una naviera que camina con paso firme hacia la celebración de su centenario (cuenta actualmente 90 años), nos demuestra que está en plena forma, como si fuera un milennial, y presenta una de las embarcaciones más vanguardistas del momento: el que dicen es el primer yate de lujo completamente eléctrico.

Es verdad que la navegación con motorización eléctrica no es una novedad pero también es cierto que nunca había llegado hasta una embarcación como la nueva de Hinckley Yachts, el Dasher, un yate de lujo que quiere surcar los mares rumbo a tu destino incluso en mar abierto.

El Dasher cuenta con dos motores eléctricos que le dan la potencia de 80 CV y le permiten por sí mismos superar los 5 nudos de velocidad; además de sus dos motores eléctricos, este yate de lujo monta dos baterías de iones litio de 40 kilovatios de BMW (las del BMW i3); la velocidad de crucero del Dasher supera los 8 nudos y a toda la potencia que dan sus motores y baterías puede superar los 23 nudos. No es un yate deportivo ni de velocidad, es un yate lujo 100% eléctrico y, por tanto, 100% respetuoso con el medioambiente.

Dicen en Hinckley que el Dasher completa una carga de sus baterías en sólo 4 horas y que lo hace además con dos cables de carga 50 amperios, comunes en todos los puertos; otro aspecto a tener en cuenta, además de su motorización, era su peso y para aligerarlo en Hinckley Yachts no han escatimano en innovaciones técnicas como el uso de la impresión 3D para el hardware de titanio y para los detalles de la consola del yate.

Por  el precio en Hinkcley Yachts insisten en que se facilitará previa petición del interesado…  pero anticipando que no será un yate barato, se trata de un yate innovador y de lujo que no costará menos de 400.000 euros.