Hinckley Dasher, clásico y eléctrico

Hinckley Dasher, clásico y eléctrico

Hinckley Dasher, clásico y eléctrico

Diseñado para una propulsión completamente eléctrica, Dasher logra su construcción superligera con un casco compuesto de carbono-epoxi, estilo moderno minimalista y hardware de titanio impreso en 3D para un barco de 28 pies.

 

Hinckley, el astillero americano con casi 90 años de experiencia en el sector, continúa con su legado de innovación al presentar su primer yate completamente eléctrico, Dasher.

Este barco logra un nuevo estándar de excelencia: “Desde 1928, Hinckley ha sido pionero en la construcción de barcos elegantes, atemporales y altamente innovadores. Tenemos una larga tradición de innovación en la búsqueda del yachting perfecto. Desde los primeros usos de la fibra de vidrio con el Bermuda 40,en 1960, hasta la adopción de jet drivers en el Picnic Boat,siempre hemos trabajado para combinar la última tecnología con la arquitectura naval de vanguardia, con el fin de hacer lo que todavía no ha sido hecho”  dijo Peter O’Connell, Presidente y Director General de The Hinckley Company.

panorama náutico, Dasher

Con Dasher, la compañía no solo se centra en la propulsión eléctrica, sino que toda la tecnología que se encuentra a bordo, así como la que fue utilizada durante la construcción apoya la implementación de energía verde.

Su casco de carbono-epoxy está firmado por Michael Peters para proporcionar un funcionamiento y dirección de gran maniobrabilidad. La cubierta Open incorpora teka artesanal pintada a mano que permite un gran ahorro de peso, y tiene múltiples configuraciones de acomodación.

La consola de gobierno tiene una pantalla retráctil, además de una pantalla táctil LED para facilitar la navegación.

panorama náutico, Dasher

Sus 8,5 m de eslora se impulsan con motores eléctricos gemelos de 80hp y baterías BMW i3 de iones de litio, estas baterías son resistentes a los golpes, impermeables y compactas y se mantienen relativamente frías de una manera eficiente. Su velocidad de crucero es de 10 mph, mientras que su velocidad punta oscila entre 18 y 27 nudos. El rendimiento se sitúa en las 40 millas a 10 nudos y de 20 a 25 millas cuando se navega más rápido.

El sistema de propulsión silenciosa Hinckley Whisper Drive combina la última hidrodinámica, con la energía eléctrica y los sistemas de control digital para lograr alcanzar el rendimiento y maniobrabilidad que los clientes exigentes esperan“, dijo O’Connell.

panorama náutico, Dasher

Los cables duales de carga de 50 amperios permiten cargar completamente las baterías del barco eléctrico en menos de cuatro horas, según Hinckley.

Hinckley sólo construye yates bajo petición. El primero modelo Dasher podría estar en el agua el año proximo.