Hacer turismo a los restos del Titanic

Hacer turismo a los restos del Titanic

Hacer turismo a los restos del Titanic

Más de cien años después de su trágico naufragio, el Titanic sigue cautivando a todo el mundo. Ahora, una empresa con sede en Londres ha anunciado que a partir de mayo de 2018 organizará viajes submarinos a los restos del mítico barco.

El operador de viajes Blue Marble Private, junto con la empresa de sumergibles Ocean Gate, están organizando un paquete turístico de ocho días para grupos de hasta nueve personas. Partiendo desde Terranova en helicóptero o hidroavión, los turistas llegarán a la zona del pecio del Titanic, en donde un buque nodriza los estará esperando.

Una vez allí, si las condiciones climáticas lo permiten, los privilegiados turistas descenderán al Titanic a bordo de un minisubmarino de titanio y fibra de carbono, en grupos de tres, acompañados por el piloto del submarino y un experto en las profundidades del océano, y podrán navegar sobre los restos del buque. Los turistas podrán participar activamente en el recorrido, utilizando el sistema de navegación submarino y ayudando en las tareas de comunicación con el buque nodriza. Los turistas podrán también participar en charlas y talleres organizados a bordo del buque nodriza que versarán sobre el famoso buque.

El viaje del mayo próximo será el primero desde 2005 en que el buque será visitado por particulares. Ver de primera mano los restos del transatlántico ha sido una experiencia al alcance de muy pocos. De hecho, los restos del buque han sido visitados por menos gente de la que ha subido a la cima del Everest o ha viajado al espacio.

Pero visitar el Titanic no va a ser barato. La complejidad del viaje hace prohibitivo su precio: 105.129 dólares por persona (unos 98.000 euros al cambio), el equivalente al precio de un billete de primera clase del viaje ina