Gozzo Positano 38, estilo mediterráneo

Gozzo Positano 38, estilo mediterráneo

Gozzo Positano 38, estilo mediterráneo

Desde hace un par de años los Gozzo Positano adapta y mejora los modelos de este astillero artesano del sur de Italia adaptándolos a las preferencias del mercado . En este caso, la Gozzo Positano 38 responde en alto grado a las preferencias de y gustos del navegante mediterráneo.

Gozzo Positano 38
La Gozzo Positano 38 es un barco de programa familiar, muy bien adaptada para el crucero de altura dotada de una carena marinera que ofrece una navegación muy confortable con la potencia de los dos Volvo Penta de 300 Hp.
Metropol Náuticas mejora, adapta y equipa las Gozzo Positano según las necesidades de los navegantes de la zona mediterránea, especialmente en la zona de la Costa Brava, aunque también se corresponde el equipamiento con la navegación por las Baleares o por el sur de la Península.
El gozzo sorrentino es una embarcación tradicional de pescadores perteneciente a la franja litoral de Nápoles y alrededores (Campania). En Italia este tipo de embarcaciones siempre ha tenido notable difusión, y desde hace unas décadas algunos astilleros se han dedicado a adaptar las carenas y la cubierta a modelos para la náutica de recreo

La imagen clásica y a la vez actual de este gozzo se combina con una construcción robusta y con detalles de calidad.
Metropol, empresa con larga experiencia en el mercado de la náutica de recreo en nuestro país mejora, tanto en equipamiento como en pequeños detalles de diseño, decoración y otros aspectos (como la motorización exclusiva con Volvo Penta) en todas las esloras del astillero italiano, un constructor artesano cuya producción no sobrepasa la docena de unidades anuales, cuyo catálogo abarca cinco esloras desde los 23 pies hasta los 38 pies, con un total de ocho modelos distintos.
La Gozzo Positano 38 se basa en una carena de semiplaneo —que en realidad planea más que bien— estable, con bastante manga en relación a la eslora, y una proa con notable francobordo y buena V, lo que proporciona una navegación confortable y seca. Es una embarcación de estética atemporal, clásica ya la vez actual, pero que incorpora la última tecnología en sus instalaciones y motorización, como veremos.

CUBIERTA Y BAÑERA
La configuración de este gozzo es clásica, dejando la proa libre para ubicar un estupendo solárium sobre el techo de la cabina, cuyas colchonetas levantan los cabezales, y dotada de una buena maniobra de fondo. Los pasamanos altos y la anchura de los pasos laterales ofrecen la seguridad exigible para desplazarse cuando se navega.
Gozzo Positano 38
La proa queda aprovechada por dos grandes colchonetas de solárium que puede elevar los cabezales.
La zona de popa de la Gozzo Positano 38 llama la atención por la gran plataforma integrada, con un cofre para las gafas, aletas, etc. Tiene puerta de acceso directo y la bañera queda ocupada por un sofá en semicírculo que se completa con una mesa de teca de doble ala, grande y robusta. El mueble de cocina, tras el asiento del piloto dispone de nevera y fregadero, y puede añadir una parrilla o fogones.

El espacio de la timonera queda protegido por un hard top que se puede cerrar por delante y los laterales. Una pieza ideal para este barco que además puede extender una toldina por detrás.
La timonera queda protegida por un hard top que se puede cerrar con respecto al parabrisas, dejando todo este espacio perfectamente protegido. En realidad, se puede considerar una timonera con perfecta aireación. El asiento del acompañante ofrece dos plazas, espalda contra espalda, con el de popa para completar la dinete de la bañera.
Bañera cómoda, con las proporciones ideales para un barco de vacaciones con cuatro personas disponiendo de todo lo necesario.

PUESTO DE GOBIERNO
Clásico, con destalles ingeniosos, cómodo y ofreciendo perfecta visibilidad. Un barco con dos reposapiés garantiza una posición ergonómica ante el volante. La base del asiento es plegable, lo que permite gobernar semisentados con total comodidad. El parabrisas cubre lo suficiente y la consola, grande y perfectamente equipada, no roba visión frontal. En este caso, la Gozzo Positano 38 cuenta con un equipamiento especial, el sistema de Volvo Penta de joystick que trabaja combinando los motores con ejes y una hélice de proa.
Gozzo Positano 38
El puesto de gobierno tiene su mejor virtud en la comodidad, además de contar con una consola muy completa, a dos niveles, dos reposapiés y un asiento con base plegable. Perfecto para este barco.
El Joystick Drive Inbord, cuya presentación por parte de Volvo Penta se llevó a cabo en este barco —y que publicamos a parte en este mismo número de la revista dentro de la sección de Motores— es una interesante aportación con el fin de facilitar al máximo la maniobra en una eslora como ésta con dos ejes. Por lo tanto, en este caso, el panel de la Gozzo Positano 38 podría decirse que era como la de un avión, donde no faltaba absolutamente nada.

El puesto de gobierno tiene su mejor virtud en la comodidad, además de contar con una consola muy completa, a dos niveles, dos reposapiés y un asiento con base plegable. Perfecto para este barco.
Una buena demostración de los que representa buena parte del denominado Easy Boating de Volvo Penta que en este barco contaba con el Joystick Docking y Driving, para maniobra y timón en mar abierto; el Glass Cockpit System con la pantalla multifunción de Garmin; la pequeña pantalla del Trip Computer con datos de consumo, distancia, etc.; el Cruise Control, para selección el régimen el motor mediante un pulsador; la posibilidad de Single Lever Mode, para acelerar los dos motores simultáneamente con una sola palanca; y el Low Speed Mode, un sistema equivalente a un trolling valve.
Esta unidad también contaba con hélice de popa, flaps (que por otra parte son prácticamente innecesarios en este barco, solo útiles con mar de costado) y toda la electrónica necesaria. Un full equip real.

El puesto de gobierno tiene su mejor virtud en la comodidad, además de contar con una consola muy completa, a dos niveles, dos reposapiés y un asiento con base plegable. Perfecto para este barco.
Puesto de la Gozzo Positano 38 muy bien diseñado, cómodo, y al que solamente se le podría añadir alguna guantera o red para depositar objetos personales y un punto de agarre en la misma consola.

INTERIORES
La primera sensación al bajar los tres escalones es la de entrar en un espacio agradable. Es una cabina voluminosa, sin excesos en sus medidas, con una distribución muy racional, nada abigarrada, en la que solamente hay dos espacios independientes, el aseo completo a babor, con inodoro, lavabo y ducha, bien equipado con armarios y bien ventilado; y la cabina de proa, con una cama de matrimonio, bien iluminada y ventilada gracias a la escotilla cenital.

Los interiores tienen la ventaja de ser espaciosos, nada abigarrado, respetando las proporciones, adecuados para un crucero familiar de varios días.

Los interiores tienen la ventaja de ser espaciosos, nada abigarrado, respetando las proporciones, adecuados para un crucero familiar de varios días.
El espacio principal se dedica a la cocina y un salón cuyo sofá con la mesa se puede transformar en una segunda cama doble. El predominio de la madera mantiene el estilo tradicional del barco, bien combinado en colores y materiales, donde el gelcoat tiene un papel muy secundario para no perder la calidez del ambiente.

El sofá del salón se puede convertir en una cama para dos ajustando la mesa.
La cocina, a estribor dispone de todo lo imaginable, y nos gusta especialmente la gran nevera, que se puede complementar con la de la bañera.
Tal como corresponde a un barco de crucero, la capacidad de estiba está asegurada por numerosos cofres en el piso y bajo las camas, armarios altos, roperos y el mobiliario de cocina y baño.

La cabina de proa es la típica de armador, con armarios, bien iluminada y ventilada.
Unos interiores sobrados, sin estrecheces, ideales para cuatro personas en largo crucero, co0n buenas dimensiones y con una decoración acorde al tipo de barco.

La cocina tiene todo lo exigible en un barco de travesía. Esta bien equipada y disfruta de una nevera grande.

Positano ha destinado un buen espacio al aseo. Completo y más que suficiente para este barco.

NAVEGACIÓN Y CONCLUSIONES
Los dos Volvo Penta D4-300 EVC son, sin duda, la mejor potencia adaptada a esta eslora. Pero, además de la potencia, hay otro aspecto destable: el comportamiento con ejes y la forma de navegar de esta carena, de semiplaneo que alcanza los 28,5 nudos de punta, velocidad más que suficiente para una gozzo de 38 pies. Está claro que lo habitual para tragar millas será mantener un buen régimen de crucero, y la Gozzo Positano 38 puede aguantar los
Los 20-21 nudos a 2.750 rpm confortablemente (con un consumo de unos 3,5 litros por milla). Si se desea más alegría las palancas tienen recorrido para dar mucho más. El barco arranca con nervio.

La Gozzo Positano 38 es un barco de programa familiar, muy bien adaptada para el crucero de altura dotada de una carena marinera que ofrece una navegación muy confortable con la potencia de los dos Volvo Penta de 300 Hp.
La prueba es que sale en planeo en 9 segundos; y en 11 segundos más alcanza su máxima de 28,5 nudos, con unas condiciones de mar notable, mar de fondo y olas de medio metros, con brisa, ideales para ver cómo evoluciona esta carena. El barco es seco, ni un roción, pero en el giro cerrado a velocidad apreciamos que el timón o el reglaje de dirección debe ajustarse para cerrar más las palas. Detalle fácil de solventar.

La Gozzo Positano sorprende por su agilidad y buen comportamiento navegando. Con dos Volvo Penta de 300 Hp supera los 28 nudos de punta, y mantiene un buen régimen de crucero a unos 20 nudos.
Por lo demás navegación marinera, con buena motorización, con un comportamiento alegre y buena reserva de potencia.
Un barco con un buen equipo de serie, suficiente, salvo algunos detalles como la hélice de proa, por ejemplo, de buena construcción y que durará años, sin pasar de moda y como nuevo, por su calidad, a un precio razonable.

A destacar
+ Carena marinera, estable y seca, con buen planeo.
+ Acabados notables, tanto en cubierta como en los interiores.
+ Barco ideal para el programa de crucero familiar.
A mejorar
– En la unidad navegada se debía ajustar el sistema de dirección.
– No estaría de más un punto de agarre en la consola.
– Algunos opcionales debería entrar de serie, como la hélice de proa.

Características
Eslora total: 11,70 m
Eslora de casco: 9,99 m
Manga: 3,85 m
Calado: 0,80 m
Desplazamiento: 8.000 kg
Gama de motorizaciones: 2×260 Hp o 2×300 Hp Volvo Penta D4-300 con ejes
Capacidad de combustible: 600 l
Capacidad de agua: 180 l
Plazas: 10

Precio: a partir de 260.000 euros, con dos Volvo Penta D4-300 EVC de 300 Hp