The thorch

Film: The Thorch. Sesión psicodélica de surf

<

h2>Sesión psicodélica de surf nocturno explicada por su director</h2

Hugo Manhes es director de cortometrajes y recientemente se ha hecho un nombre con su película de surf llamada La Torche, una sesión de surf en medio de la noche bajo proyectores de 120,000 vatios, dando al spot algunos colores de neón surrealistas.

Una realización iniciática, mística, realmente sublime, pero especialmente muy técnica. Explica la creación y la preparación de esta película de 6 minutos que requirió un año de reflexión y tres meses de preparación.

The Torch, dirigida por Hugo Manhes y producida por WAG ProductionsThe Torch, dirigida por Hugo Manhes y producida por WAG Productions

¿Cómo se hizo la idea de hacer esta película?

Hago algo de surf, pero no tengo el nivel de Gaspard  e Ian , ambos profesionales surferos de la película. Básicamente, hago mucho esquí y tengo una gran cultura de la película de esquí. Pero me resulta difícil hacer una película sobre este deporte, porque ya he visto tantas cosas, que me arriesgaría a volver a tomar algunas ideas ya explotadas. Decidí seguir surfeando.

Para mí, el surf es algo nuevo. Pensé que era interesante hacer una película con este aspecto completamente en blanco. Conozco todos los ejes de la cámara que se pueden usar en el esquí y es emocionante hacer una película de surf sin saber necesariamente cómo hacerlo, sin tener necesariamente la técnica. Este es un nuevo lado, que me gusta mucho.

Hay una película de esquí, Afteglow, dirigida por Sweetgrass Productions que utiliza esta técnica de proyección de luz y que encontré espléndida. Los proyectores de 4000 vatios iluminan la montaña con gelatinas de color y la reproducción es excelente. Quería hacer lo mismo en el agua, excepto que la luz se refleja mucho más fácilmente en la nieve porque es blanca. No era posible hacer lo mismo con los mismos focos al borde del agua. Necesitaba una gran fuente de luz.

La idea no era hacer un video más de surf, sino tomar el mundo del surf e inculcar un esteticismo para tratar de crear un ambiente místico.

¿Cómo fue esta película un desafío técnico?

Tuve la idea hace poco más de un año. Fue un verdadero desafío técnico sobre todo y sobre todo un gran desafío financiero, para el cual no contamos con los medios. Esta película requiere un equipo de muy alto rendimiento, que lleva 100.000 vatios a la orilla del agua, con un grupo electrógeno (un camión de 30 toneladas) y proyectores que cada uno produce 12,000 vatios. A través de amigos que trabajan en la industria del cine, hemos tenido buenos contactos con empresas de alquiler. Entonces comenzamos con WAG Productions.

¿Cuál fue la organización?

Trabajamos en un equipo reducido de unos diez técnicos, en 4 días de filmación. Antes de eso, hubo 3 meses de preparación. Toda la participación de la película fue para iluminar, pero los 4 proyectores producen más de 200 kilos cada uno. ¡No es fácil moverse!

También tuvo que coordinarse con las condiciones climáticas que hubo olas … Filmamos del 2 al 5 de noviembre, pero con una sola sesión de navegación nocturna, de 1:30 a 5:30. Los otros 3 días fueron dedicado al estilo de vida. La primera noche que nos preparamos y los otros días filmamos la introducción en la costa salvaje (Quiberon) y en varias playas que habían sido descubiertas.

Cuando seleccionamos el lugar de La Torche, no conocíamos a nadie en el lugar. Y fue a través de amigos de amigos que conocí a los dos surfistas de la película. Son geniales y relajantes, pero muy profesionales. ¡Fue realmente bien!

Grabamos esta película muy profesional con técnicos, etc., pero es sobre todo una película de amigos, con un buen ambiente. Los productores de Wag son amigos, todos tenemos entre 25 y 30 años …

¡Esta sesión dura 4 días en los que realmente no dormimos! ¡Pero nos divertimos mucho haciéndolo! Los chicos (NDRL: los surfistas) se metieron al agua en un lugar mítico con colores en el agua que se reflejaban en la espuma y daban la impresión de cuentas de colores.

¿Por qué elegiste el lugar de La Torche?

La configuración es perfecta para la película: un avance rocoso para instalar un primer eje de luz, la playa para instalar el segundo proyector y una onda derecha para reflejar la luz y filmar a los surfistas frente a la cámara. En total, había 3 cámaras, una en el punto rocoso, una cerca de la playa y otra aérea (dron).

The Torch es también un lugar legendario en Bretaña, cuyo nombre me gustó mucho. En esta película, quería incluir una dimensión narrativa y cinematográfica. Mientras lo hacía, quemaba una tabla de surf, me refería al nombre, pero también le di una dimensión religiosa y mística a la película. De hecho, en Australia es costumbre quemar una tabla para hacer una ofrenda a Huey, figura mitológica que crea las olas.

¿Todo salió según lo planeado?

En el set nos asustamos muchas veces. En la preparación, hicimos cálculos sobre la penetración en el agua, los surfistas, la distancia, las gelatinas (discos de colores que se posicionan frente a los proyectores), la sensibilidad de la cámara … Para mí en el papel todo estaba en marcha, pero no podíamos permitirnos una prueba real. ¡Fue cuando se iluminaban los proyectores que se dejaba o doblaba! ¡Pero tuvimos suerte!

¿Cuál es el objetivo de esta película?

¡Es una película de escaparate pura! Lo hicimos y enviamos a la prensa para mostrar lo que podríamos hacer en condiciones extremas. Nos costó € 10,000, cortamos el presupuesto en dos (€ 5,000 cada uno entre Hugo Manhes y Wag Production) y vimos el material utilizado, ¡podría habernos costado mucho más!

En última instancia, me gustaría disparar para las marcas en el mundo del esquí. Me encantaría filmar algo sobre la ola de Belharra (País Vasco) y Nazaré (Portugal) y también es algo que está en marcha.

¿Cuál es tu camino?

Comencé en el cine como asistente de cámara en la serie No Limit (producida por Luc Besson) y después de que logré la post-producción del director Quentin Dupieux y comencé como director. Primero comencé a trabajar para el Wag (producción) antes de comenzar de mi lado. Juntos, rodamos pubs y proyectos personales (películas para cortometrajes de ficción). The Torch es mi primer proyecto personal.