Ganamos la America's Cup y no podíamos pagar los sueldos....

ETNZ. Ganamos la America’s Cup y no podíamos pagar los sueldos….

Grant Dalton: «Los problemas económicos hicieron que casi renunciásemos a participar»

Ganamos la Louis Vuitton y no podíamos pagar los sueldos

Mientras toda Nueva Zelanda se prepara para el recibimiento a sus héroes del ‘Emirates Team New Zealand’, vencedor de la 35ª Copa América, Grant Dalton, su director general, ha reconocido que tuvieron “tantos problemas financieros” que casi renunciaron “a participar en esta edición y desaparecer como equipo”.

“El equipo estuvo a punto de no tener los salarios de junio abonados. Pagamos los sueldos el día 15 de cada mes, y parece una ironía porque ganamos la Copa Louis Vuitton (torneo de desafiantes) el pasado día 12 y realmente no podíamos pagar los salarios el 15 por lo todos fue bastante complicado”, ha añadido.

Tres de sus barcos de apoyo han sido puestos a la venta mientras el equipo está en el proceso de desmontar su base para volver a casa

Todos los miembros del equipo aceptaron la reducción de los salarios a lo largo de la campaña e incluso el retraso en el cobro. Esto se debió en parte a que el gobierno, después de que la organización de la Copa América retirase la prueba de las Series Mundiales que debían celebrarse en Auckland, retiró su apoyo económico al equipo.

“Ya en ese momento las cosas se pusieron tan mal que consideré renunciar a nuestra presencia en las Bermudas”, sigue revelando el máximo responsable del equipo neozelandés.

En principio el gobierno neozelandés, después de la derrota de 2013, edición en la que había aportado 20 millones de euros al equipo, decidió para el 2017 dar solo 2,5 millones para evitar la diáspora de tripulantes a otros equipos. A partir de ahí, decidió retirar las subvenciones públicas ante la presión de los contribuyentes.

Aunque finalmente el equipo ha podido asumir todos sus compromisos económicos, pero esta está haciendo un esfuerzo para subvencionar sus gastos mediante la venta de algunos de sus equipos. Tres de sus barcos de apoyo han sido puestos a la venta mientras el equipo está en el proceso de desmontar su base para volver a casa.

En la oferta se vende por 60,000 dólares estadounidenses una lancha semirigida de alta gama y dos neumáticas por 12.500. A pesar de su reducido presupuesto y salarios, considerablemente inferiores a los de sus rivales, los ‘kiwis’ se las arreglaron para mostrar un enfoque más innovador y progresista en el diseño de su ACC50.

Lo cierto es que recaudar fondos para la defensa del título, probablemente en Auckland (Nueva Zelanda) el año 2021, es seguro que será un asunto mucho más sencillo.

Mientras, en Auckland se preparan ya para recibir al equipo el próximo 6 de julio. Un gran desfile, que se iniciará a lo largo de un recorrido desde el puerto al centro de la ciudad donde les recibirá oficialmente el gobierno con el primer ministro Bill English a la cabeza.

Los detalles del desfile, para el que las autoridades han pedido a los habitantes de la ciudad que decoren los edificios con la bandera neozelandesa y la de la hoja de helecho plateado -su símbolo nacional-, se confirmarán mañana y se calcula que más de un millón de personas lo seguirán en directo.

Basta decir que Auckland tiene 1,3 millones de habitantes, lo que habla de lo que representa para los neozelandeses la Copa América