Espectacular jornada en la 35 Copa del Rey Mapfre.

La cuarta jornada de competición brindó una vistosa combinación de viento y ola en el campo de regatas de Palma.

El programa se cumplió en todas las clases, excepto en los catamaranes GC32 que solo pudeiron disputar una de las seis mangas previstas.

El campo de regatas de Palma ha vuelto a mostrar su mejor cara. El viento comenzó soplando en el entorno de los 17-18 nudos, la mayor intensidad de la semana, y acompañado por una ola que trajo un extra de espectacularidad a la competición, pero que resultó demasiado para los GC32. Los catamaranes voladores fueron los únicos que no lograron completar su programa del día. Toda la flota compitió en formato barlovento-sotavento salvo los BMW ORC 1 y BMW ORC 2, que realizaron una prueba costera de 21,78 millas.