Equipo Remolón para atravesar el Atlántico

Equipo Remolón para atravesar el Atlántico

Equipo Remolón para atravesar el Atlántico

Un coruñés y un madrileño bogan de Sada a Vigo para, en diciembre, ir de La Gomera a Barbuda

Dos remeros intentarán dar la vuelta al mundo desde Sada

Jorge Pena, integrante junto a Jesús de la Torre del Equipo Remolón, la rareza, aún, del reto en el que pretenden embarcarse el 12 de diciembre para bogar entre las islas de La Gomera y Barbuda como uno de los 36 participantes en la Talisker Whisky Atlantic Challenge. A modo de preparación y como prueba clasificatoria este viernes arrancaron al mediodía de Sada una travesía que pretenden finalizar mañana por la tarde en Canido para probar su resistencia, con guardias de dos horas cada uno, y también la de su embarcación, sin motor, pero cargada de tecnología para ser detectados en alta mar.

Lo único que no han comprobado es el volcado, aunque confían en que sea autoadrizable, y llevan tiempo trabajando con el psicólogo y coach Juan Carlos Álvarez Campillo porque «el 80 % del desafío es mental y solo el 20 % es físico», comenta De la Torre de un viaje en el que deben superar 3.000 millas náuticas.Pena, de 53 años, arquitecto y patrón de barco, y De la Torre, de 64 años y que trabaja en márketing, se han preparado juntos durante tres años para afrontar una regata internacional, que pretenden concluir en 60 y 70 días. «Se non gañamos, quedaremos pola metade», explica con retranca Pena, tras informar que el primer barco clasificado en la anterior edición hizo el trayecto en 35 días y el último en 96. Juegan con la ventaja de que su embarcación, de 7 metros y al que le han puesto El Remolón, ya participó en dos ocasiones en pruebas para cruzar el Atlántico (en 55 y 77 días). El proyecto de participar más allá de espíritu aventurero y solidario, ya que colaboran con la Fundación Cris contra el Cáncer, también tiene mucho de reto económico. «Estamos buscando patrocinadores», comenta De la Torre, explicando que han desembolsado 22.000 euros por el barco, 21.500 euros por la inscripción para la regata, el coste llevar el barco a La Gomera y traerlo de Antigua serán otros 11.500 euros y asumieron un curso en Inglaterra para prepararse para remar en el océano y saber actuar en situaciones de emergencia. Amigos de ambos los han apoyado y ellos han vendido desde millas personalizadas, a merchandising, su historia para un libro y lograron un patrocinador que probará en ellos un nuevo software de envío de datos biomédicos vía satélite. Todo para superar el Atlántico.