Enata Foiler Flying Yacht: La Nueva Forma de Navegar

Enata Foiler Flying Yacht: La Nueva Forma de Navegar

Enata Foiler Flying Yacht: La Nueva Forma de Navegar

Por Andrea Ausfet de Yachtingsouthamerica.com

El Enata Foiler Flying Yacht, que el holding emiratí construye en su país, fue una de las sensaciones del reciente Dubai Boat Show, donde se presentó públicamente por primera vez.

Muchos lo bautizaron entonces familiarmente como “el yacht volador”, en mérito de lo que lo coloca entre las embarcaciones a motor de novísima generación: sus foils retráctiles de fibra de carbono.

A velocidad de crucero, estas ‘hidroalas’ elevan el casco de casi diez metros de eslora a un metro y medio sobre la superficie del agua y proporcionan una navegación sin turbulencias, silenciosa, con ahorro de un 20% en combustible y el consiguiente aumento en la autonomía.

Y si en tecnología y diseño el Foiler sorprendió a todos, la experiencia de navegarlo no se quedó atrás: la navegación es tan suave y silenciosa que deja definitivamente en el pasado la turbulencia y los sacudones propios de una lancha de tecnología convencional.

De más está explicar que de esta manera también quedan en el olvido los mareos, aun con olas de hasta dos metros.

Por lo mismo, el Enata Foiler Flying Yacht produce hasta tres veces menos turbulencias en el agua que una embarcación a motor convencional de la misma potencia.

La motorización se basa en un sistema híbrido diesel-eléctrico, con lo cual también minimiza el impacto ambiental, tanto como los costos de funcionamiento.

Se entrega equipado con dos motores BMW de 320 hp cada uno, dos generadores y dos turbinas eléctricas

De esta manera, con ocho personas a bordo, comienza a elevarse sobre las olas a los 18 nudos de velocidad y alcanza una máxima de 40.

Además, con una carga de combustible de 300 litros obtiene una autonomía de 130 millas a la velocidad de crucero, que es de 30 nudos.

Para las evoluciones en áreas cerradas como puertos o marinas, o zonas en las que la fauna debe protegerse se aconseja la propulsión alimentada únicamente por las baterías, con lo cual la navegación se desarrolla de manera sumamente calma y silenciosa, con un tope de diez nudos por diez minutos.

Por otra parte, para facilitar el mantenimiento, cuando no se utilizan, los foils y hélices se levantan y quedan fuera del agua.

Esto también reduce el espacio necesario en la marina o en el garaje, cuando el Enata Foiler Flying Yacht se utiliza como tender de un superyacht.

Responsable del diseño, construcción y comercialización, Enata tiene sede en los Emiratos Árabes Unidos y produce desde equipos de kitesurf hasta aviones de última generación, pasando por maquinarias industriales y, por supuesto, embarcaciones a vela y motor.

El Enata Foiler Flying Yacht, que el holding emiratí construye en su país, fue una de las sensaciones del reciente Dubai Boat Show, donde se presentó públicamente por primera vez. Muchos lo bautizaron familiarmente como “el yacht volador”, en mérito de lo que lo coloca entre las embarcaciones a motor de novísima generación: sus foils retráctiles de fibra de carbono. A velocidad de crucero, elevan el casco de casi diez metros de eslora a un metro y medio y proporcionan una navegación sin turbulencias, silenciosa, con ahorro de un 20% en combustible y el consiguiente aumento en la autonomía.