El vuelo del Multi70 Maserati, barco oceánico con ‘foils’

La tripulación de Giovanni Soldini ya está lista para iniciar una nueva campaña en los océanos de medio mundo con el objetivo de seguir batiendo récords de velocidad. Esta temporada supone uno de los mayores retos a los que se ha enfrentado el navegante italiano, puesto que devorará millas a bordo del primer trimarán oceánico equipado con ‘foils’. Desde que salió del astillero, los hombres de Soldini se han apresurado a acumular horas de vuelo a bordo con el fin de aprender a domar a la bestia a todo trapo y sin que ninguno de sus tres cascos toque el agua.

La aportación del equipo Maserati a la investigación y desarrollo de estos revolucionarios apéndices, que permiten a las embarcaciones dejar de flotar en determinadas condiciones, es que el multicasco Multi70 emplea tres puntos de apoyo para sustentarse: una orza en forma de L, un apéndice horizontal de carga en el casco central y un timón (a diferencia de los catamaranes de Copa América, que emplean dos timones en el agua para poder volar).

Según sus creadores, el foil central es trascendental a la hora de levantar los 21 metros de eslora y las 6,3 toneladas de desplazamiento (peso) del Multi70 por encima del agua con estabilidad -y seguridad- suficiente. Si la fórmula se demuestra válida, a buen seguro que la vela oceánica adoptará dicha configuración en otros proyectos. El gran desafío sigue siendo que un enorme multicasco sea capaz de volar alrededor del mundo, haciendo añicos el récord del Trofeo Julio Verne, que actualmente ostenta el Banque Populaire de Loïck Peyron (45 días, 13 horas, 42 minutos y 53 segundos).

El renovado Multi70 Maserati (pues fue construido en 2011 para el equipo Edmond de Rothschild) tocó el agua por primera vez el pasado mes de julio. Desde entonces, la tripulación ha recorrido 4.000 millas por el Golfo de León, probando la máquina con diferentes tipos de viento de hasta 40 nudos de intensidad. “Se ha demostrado claramente que la estabilidad del trimarán se ha incrementado significativamente y que éste puede volar bajo condiciones inimaginables hace sólo mes y medio”, aseguran desde el equipo.

Resta menos de un mes para comprobar hasta qué punto el trimarán de Soldini se convierte en una revelación. A partir del 22 de octubre disputará la Rolex Middle Sea Race (un recorrido de 606 millas con salida y llegada en Malta) y un mes más tarde cruzará el océano Atlántico en la RORC Transatlantic Race (3.000 millas entre Lanzarote y la isla caribeña de Granada).

Dos regatistas españoles, los canarios Carlos Hernández y Oliver Herrera, serán protagonistas de esta aventura futurista puesta en marcha por Giovanni Soldini como tripulantes del Multi70 Maserati.