El SURF se confirma como diciplina Olimpica

El surf se enfrenta a una nueva era al confirmarse como disciplina olímpica.
Desde hace unas horas, el mundo del surf está efesvercente después de la confirmación por parte del Comité Olímpico Internacional para ser disciplina olímpica para los Juegos Olímpicos que se celebrarán en Tokio en 2020.

Una gran noticia para los deportes acuáticos que pasan a sumar el surfing como deporte olímpico de pleno derecho. Todos los organismos vinculados al surf han puesto de manifiesto su alegría por esta decisión, como el CEO de la World Surf League, Paul Speaker que ha declarado “Mis felicitaciones al Presidente de la ISA, Fernando Aguerre, y a toda la familia del surf por esta inclusión como deporte olímpico para los próximos juegos de Tokio 2020″.

A lo que añadió “Este es un gran momento para el surfing profesional y que ayudará al significativo crecimiento que está teniendo este deporte a nivel global. Como hogar de los mejores surfistas del mundo, la WSL espera con interés el empezar a trabajar con la ISA para asegurarse de que el surf evolucione de la mejor forma posible y con los mejores deportistas del mundo”.

Por parte de los deportistas de élite del surfing, el actual nº2 de la World Surf League, el estadounidense John John Florence declaró “Para el surf, el ser aceptado dentro de la familia olímpica es un paso muy grande. El surf sigue creciendo y verlo llegar al nivel olímpico es muy emocionante”.

Pero esta noticia conlleva una responsabilidad enorme para la familia del surf. Desde los deportistas hasta los estamentos que regulan y coordinan este deporte.

El primer punto de inflexión que podemos ver en esta transición será cuando veamos trabajar en equipo a la ISA y a la WSL, que no es un tema baladí. Tenemos experiencias tortuosas de hace muy pocos meses en el mundo del kiteboarding donde la IKA, asociación que ha sido reconocida por la ISAF, máximo exponente en los deportes náuticos, ha pasado de ser una asociación sin casi peso específico a tener el control sobre todas las disciplinas de este deporte, enfrentándose a circuitos tan potentes como la World Kite Tour, antigua PKRA, que aglutinaban a los mejores deportistas del mundo, y que por falta de diálogo y mano izquierda entre las partes han desencadenado una crisis de identidad sin precedentes en este deporte.

 

El segundo punto de inflexión lo veremos en las marcas. Un tema más comercial pero que habrá que tener en cuenta por su potencia como lobby.

Y el tercer punto de inflexión lo veremos entre los deportistas más puristas del surfing y los que quieran evolucionar fuera de las zonas de confort reconocidas. Un discusión que puede generar más ruidos de lo que inicialmente pensamos.

Estas tres fases serán, a priori, decisivas para que el deporte del surf consiga ser el rey olímpico de las playas.