El Océano Sur espera a la Volvo Ocean Race

El Océano Sur espera a la Volvo Ocean Race

El infernal Océano Sur espera de nuevo a la Volvo Ocean Race

El MAPFRE defiende el liderato en la general en la Etapa 7, la más dura y fría de la presente edición de la regata

Los siete equipos que componen la flota de la Volvo Ocean Race 2017-18 afrontan este fin de semana la salida de una de las etapas más emblemáticas de la vela océanica, que les llevará desde Auckland (Nueva Zelanda) a Itajaí (Brasil).

Esta séptima etapa es un desafío mítico al Océano Sur; un maratón de 7,600 millas náuticas a través de los Cincuenta Aullantes, las inhóspitas y remotas aguas al sur de los 50 grados de latitud que circundan la Antártida, alrededor del temible Cabo de Hornos.

“Va a hacer mucho frío”, afirma Bouwe Bekking, el patrón del Team Brunel, que está dando su octava vuelta al mundo. “Probablemente sea la mejor navegación que puedas tener. Conocemos tan bien a los barcos en este momento de la regata que los apretaremos al 100 por ciento”.

“Y pasar por Cabo de Hornos es un gran estímulo psicológico, ya que sabes que has dejado atrás el Océano Sur, cada milla que vas hacia el norte hace más calor. Es algo divertido, habrá momentos en que lo odiarás, pero sabes que hay mejores momentos y cuando llegues a Brasil, te olvidarás de todo lo malo y te quedas con lo bueno”.

La etapa 7 tiene doble puntuación, con un punto extra adicional otorgado al primer barco que pase por Cabo de Hornos. Con tantos puntos en juego, esta clásica etapa del Océano Sur, un regreso a los orígenes de la regata, va a ser decisiva en la clasificación.

El MAPFRE es el líder de la general después de seis etapas, pero los demás equipos han demostrado que están mejorando sus prestaciones de forma evidente.

“Por supuesto que siento que se acercan cada vez más rápido, pero solo podemos hacer una cosa: sacar el máximo al barco, navegar bien y tratar de ganar esta etapa”, dice el patrón de MAPFRE, Xabi Fernández, que ha pasado ya en seis ocasiones por Cabo de Hornos. “Si podemos ganar esta etapa, será un gran paso adelante. No hay nada que cambiar, solo tenemos que navegar un poco mejor que los demás y seguir dándolo todo”.

Scallywag es uno de los equipos que viene de menos a más. El patrón David Witt fue conciso cuando se le preguntó sobre la etapa. “Vamos a ganar la etapa o a romper la jarcia. Esa es la mentalidad”, dijo Witt. “Esta es una gran oportunidad para que el Scallywag haga algo o retroceda hacia la parte posterior del grupo … No nos importa lo que salga mal o lo que se rompa… Simplemente vamos a por todas”.

Otro equipo que está subiendo en la clasificación es el team AkzoNobel. El patrón Simeon Tienpont llevó a su equipo a la victoria en la etapa de Auckland, y ahora está decidido a continuar apretando. “Siempre hay que mirar la regata como un todo y queda más del 50 por ciento de los puntos por adjudicarse. Hemos mejorado mucho con una gran curva de aprendizaje. Estamos trabajando increíblemente duro y queremos mantener el impulso. La victoria en la etapa en Auckland demostró que estamos en el camino correcto y nos dio algo de confianza”.

La Zona de Exclusión de Hielo para la Etapa 7 se encuentra muy al sur, en los 59 grados Sur. En teoría, esto acortará la distancia que los barcos necesitan hacer, y acelerará la etapa. Pero tiene un precio: un frío glacial, olas enormes y vientos durísimos.

“No puedes ignorar dónde nos metemos y la responsabilidad que recae sobre el patrón”, afirma Dee Caffari, patrona del Turn the Tide on Plastic. “Pero en la Etapa 3, desde Ciudad del Cabo hasta Melbourne, todo el mundo probó la humedad, el frío y el viento que puede haber. No descendemos a lo desconocido, lo que te da mucha más confianza”.

El patrón del Dongfeng, Charles Caudrelier, puede hablar de primera mano sobre lo desafiante que puede ser esta parte del mundo.

“Seguro que es una etapa difícil. A veces hay que olvidar la regata y cuidar el barco y la tripulación “, dijo. “Conozco esto muy bien. ¡He hecho esta etapa dos veces y nunca he terminado con el mástil entero! ¡Y Pascal (Bidégorry) hizo esto dos veces y nunca pasó del Cabo de Hornos! ¡Ese es uno de nuestros objetivos, pasar el Cabo de Hornos y terminar con el mástil!”.

El Vestas 11th Hour Racing regresa a la competición después de perderse las últimas dos etapas por los daños sufridos en una colisión cerca del final de la Etapa 4. El patrón Charlie Enright dice que su equipo está ansioso por competir nuevamente y seguir desafiando a los líderes.

“El equipo y el barco se han recuperado de forma genial”, dijo. “Hay 16 puntos para el ganador y para poner eso en contexto, tenemos 23 puntos ahora, por lo que va a ser un gran movimiento. Tuvimos una exitosa etapa en el Océano Sur la última vez y esperamos repetir esa actuación “.

La etapa 7 comenzará a las 14:00 hora local en Auckland, (01:00 UTC) del domingo 18 de marzo.