El Mistral puede con Les Dames de St.Tropez 2017

El Mistral puede con Les Dames de St.Tropez 2017
Un rabioso Mistral pudo con Les Damos de St. Tropez 2017
No pudo ser…
El domingo, segundo día de la regata Les Dames de St.Tropez, los barcos salieron al agua para estar a disposición del Comité a las 11 de la mañana con unos 15 nudos de viento y sol. Había muchas ganas, casi todos los barcos inscriptos en el agua, con las velas izadas y la maniobra preparada, eso si, con rizos en la mayor, sin escandalosas y con foques, génovas pequeños o trinquetas, que el viento ya era fresco… Había girado 180º respecto al día anterior, por lo que había hecho desaparecer la ola, pero era un viento con un nombre de sobra conocido por esos lares: era Mistral.
Poco después de comenzar el procedimiento, el Comité enarbola de nuevo el banderín de aplazamiento, ya que las rachas empezaron a subir… frescachón…. 25… 30… y hasta, según la escala de Beaufort, temporal, más de 40 nudos!! Los barcos se defienden primero haciendo traveses, después arriando las velas de proa, para finalmente quitar todo el trapo y poner motor… , y obviamente, el comité tuvo que anular la prueba. Todos a puerto, sin mayor incidente.
Como en esas condiciones estaba complicado ir a la amarra designada, estratégicamente situada en el centro del paseo que circunvala el Viejo Puerto, frente a las cafeterías y terrazas más “chic” de la zona (y más caras, nota del editor), algunos de ellos se quedaron en el muelle de abrigo de la entrada al puerto hasta que amainase el temporal. Pero a pesar de todo ello, el buen ambiente no bajo en ningún momento y el colofón de la regata fue la entrega de premios a las tripulaciones más vistosas y otros detalles por medio de sorteos.
Muchos nombres importantes en las tripulaciones y muchas anécdotas:
En el “Serena”, renombrado para esta regata como “Entre Cielo y Mar” la tripulación estaba compuesta por mujeres que apoyan a las que han sufrido un cáncer de mama, y entre ellas se encontraba Claude Ritter. El “Denebola” (“La cola del león”) de 19,50 metros y fabricado en 1962 se llama así por el amor que tiene su armador a los leones, y su tripulación estaba capitaneada por la regatista profesional Nicole Huissoud y acompañada por una tripulación de mujeres principalmente del sector médico y de la información, como Karine Fauvet, presentadora del tiempo en LCI o la reportera de TF1 Sylviane Mondet. El “Yanira”, del Real Club Náutico de Barcelona, armado por Andrés de León y patroneado por Elena Sáez de Juan, campeona del trofeo Ladies Cup 2016 y subcampeona de España de Láser Master 2016, con la intención de volver a llevarse el triunfo, y también a por ello, el “Eva”, de Pete Townshend, el guitarrista del grupo The Who, que volvía de nuevo con una tripulación totalmente femenina. El “Moonbeam IV”, del Real Club Náutico de Palma, en el que llevaba el timón la francesa Cécile Poujol, con un extenso extenso palmarés, donde destaca un 17º puesto de 30 participantes en la Transat Jacques Vabre 2007; 5ª en la regata Les Sables – Madère – Les Sables 2007 y un 18º y primera femenina en la Route du Rhum 2006, y además, este exclusivo barco estrenaba aquí armador. Es ahora propiedad de Tom Van Der Brugger, que de hippie paso a millonario al inventar los juguetes Kapla