El calentamiento oceánico, la amenaza silenciosa

El calentamiento oceánico, la amenaza silenciosa que puede poner en riesgo la salud humana

El calentamiento global es un tema recurrente en la mayoría de los simposios y congresos científicos relacionados con las ciencias naturales que tienen lugar hoy en día. El calentamiento global volvió a resurgir en el pasado Congreso Mundial de la Naturaleza que tuvo lugar a principios de este mes en Hawaii, pero en esta ocasión centrado en el calentamiento oceánico.

Según Inger Andersen, directoria general de la UICN, “el calentamiento oceánico es uno de los mayores desafíos ocultos de esta generación, y estamos totalmente faltos de preparación para abordarlo. La única manera de afrontarlo por ahora, es reducir de forma rápida y sustantiva las emisiones de gases de efecto invernadero”.

Según el informe “Qué es el calentamiento oceánico: causas, escala, efectos y consecuencias”, debido al destrozo de hábitats y al calentamiento de las aguas, los peces están migrando cada vez más a zonas más frías, lo que puede suponer un grave impacto en las pesquerías de las regiones tropicales.

Los océanos suponen un gran depósito de almacenamiento de calor, el informe estima que desde los años 70, el 93% del calor generado por los humanos en el contexto de calentamiento global, ha sido absorbido por los océanos, pero esto tiene un precio, por ejemplo que el número de huracanes graves haya aumentado entre un 25 y un 30%, debido a que es una forma eficiente que tienen los océanos para deshacerse de parte del calor almacenado.

“El escudo contra el cambio climático que nos brindan los océanos y sus ecosistemas, al absorber grandes cantidades de CO2 y al protegernos contra las tormentas y la erosión, también se reducirá con el calentamiento oceánico”, reza el informe.

el calentamiento oceánico 1

Además, dicho informe demuestra indicios de que el calentamiento del mar está provocando un aumento de las enfermedades en las poblaciones de fauna y flora acuáticas, las cuales pueden llegar a perjudicar a la salud humana. Las aguas cálidas son un perfecto caldo de cultivo para agentes patógenos, los cuales se propagan más fácilmente que en aguas frías. Otros estudios revelan que el aumento de carga bacteriana patógena está creciendo notablemente en nuestras aguas gracias al calentamiento de estas y la pesca, como es el caso delanisakis.

El aumento de la temperatura del mar propicia la entrada de especies invasoras de bacterias, virus y demás patógenos foráneos que anteriormente no se encontraban en la zona. Afectando directamente a la población animal y vegetal, llegando incluso a exterminar especies; y afectando indirectamente a todas las personas que dependen del mar para subsistir.

El calentamiento de las aguas también ponen en serio peligro la supervivencia de especies que no son comerciales, ya que cuanta más temperatura alcanza el agua menos oxígeno es capaz de retener, por lo que, si esto continúa así, cada vez habrá menos oxígeno disuelto en el agua. Todo esto propiciará la aparición de nuevas zonas anóxicas o hipóxicas donde la supervivencia de la vida animal y vegetal será extremadamente complicada, afectando directamente a toda la cadena alimenticia.

el calentamiento oceánico

Como siempre, en nuestras manos está frenar toda esta vorágine medioambiental que nos conduce directamente a la catástrofe. Por que no olvidemos que toda acción tiene su consecuencia, que no influye de igual manera el coger el coche para ir a la playa que coger el tranvía o el autobús o ir andando si estas cerca, o incluso pequeñas acciones como comprar pescado local en loja en lugar de pescado, que viene de la otra parte del mundo, en las grandes cadenas de supermercados.Todos conocemos a alguien que cree que el calentamiento global es una mentira hasta que llegue el día en el que dejen de poder comer pescado o que este sea tan caro debido a la escasez, que no puedan permitirse tomarse un buen plato de pescado, entonces llegarán las lamentaciones. Porque no cuesta nada colaborar con pequeñas acciones, ya que la suma de muchas pequeñas acciones se convierte en una gran acción. El planeta es de todos, por lo que nos corresponde a todos cuidarlo.