ClubSwan 50 de Juan Kouyoumdjian

Nautor’s Swan es uno de los astilleros más prestigiosos del mundo. Muchos armadores no dudan en apostar por sus veleros para disfrutar en familia y, por las prestaciones que ofrecen, también para conquistar regatas ilustres. En la recién finalizada Copa del Rey Mapfre, sin ir más lejos, casi 30 embarcaciones pertenecían a la firma finlandesa y 12 ellas lo hicieron en una clase propia (MRW Swan 45). Entre manga y manga, el astillero presentó en el Real Club Náutico de Palma su última creación: el ClubSwan 50. Y no se trata de un modelo cualquiera.

Con este barco, Nautor’s Swan celebra este año su cincuentenario. Medio siglo en el que ha construido más de 2.000 ‘Rolls Royce del mar’, como los definen quienes tienen la suerte de poseer uno. Sus diseñadores confían en que el ClubSwan50 se convierta en el monotipo de referencia de los armadores más exigentes del circuito mediterráneo.

Existen varias razones que argumentan la expectación que ha levantado este Cisne. En primer lugar, se trata del primer modelo desde 1982 que no está diseñado por el argentino Germán Frers. Tras un concurso entre los mejores expertos del mundo, se eligió a otro argentino, Juan Kouyoumdjian, para dar forma a “un proyecto innovador que sirve a Swan para mirar hacia el futuro”, indican desde la marca. Es una excepción, casi una rareza, ya que Frers continúa siendo el diseñador oficial.

[foto de la noticia]

La interpretación de Juan K del concepto Swan está agitando el mercado. El primero se botó hace escasas semanas, ya hay ocho vendidos y tres unidades competirán por primera vez juntas en septiembre en Porto Cervo, Sicilia. Sobre el papel, el velero está concebido para ser extremadamente rápido y fácil de gobernar, incluso llevándolo al límite, con una tripulación reducida.

El ClubSwan 50, diseñado por Juan K, es un velero de 15,25 metros de eslora (más botalón) por 4,20 de manga. Su calado es de 3,35 metros y su desplazamiento de 8.500 kilogramos. Puede izar 428 metros cuadrados de vela en su aparejo de un solo mástil y se caracteriza por tener la proa ligeramente invertida, lo que lo hace distinto del resto de hermanos de la familia Swan y de otros diseños de regata de alta gama, con los que sin embargo coincide en su cubierta despejada y en la ausencia de elementos superfluos.

Interior

[foto de la noticia]

Aunque nacen como barcos descaradamente deportivos, lo cierto es que los Swan siempre son reconocidos por su estilo elegante y calidad de los materiales. El ClubSwan50 no es una excepción, y eso que está diseñado como un monotipo total, es decir, que se han impuesto por delante criterios como ligereza y resistencia antes que el lujo o la habitabilidad. Sin embargo, para que armador e invitados puedan deleitarse a bordo, el astillero ha apostado por la obra de Poltrona Frau, que trabaja con estructuras ligeras, sobre todo con fibra de carbono, para crear los interiores. Barniz blanco, madera teca y pieles son otros de los materiales empleados en las entrañas del velero para que en sus espacios exista la exclusividad que siempre reclaman los clientes.

El salón ofrece un espacio similar al de barcos de mayor eslora, con sofás dobles y una amplia zona social. Una característica especial se encuentra en el puente de apoyo del mástil, que es sobre cubierta, creando un espacio interior abierto y sin trabas para que los pasajeros puedan desenvolverse por el interior.

[foto de la noticia]

El camarote del armador cuanta con una cama de grandes dimensiones y mucho espacio de armario, gracias al uso de elementos ligeros y desmontables. El armador puede elegir entre una o dos cabinas extra para invitados. En cualquiera de los casos, la transformación de barco de crucero familiar a barco de regatas es sencilla y rápida.

Una vez más, Swan ha sabido aunar el lujo con las prestaciones de los barcos purasangre en el ClubSwan 50. El enorme éxito de diseños como el Swan 45, que se mantiene muy competitivo tanto en regatas de monotipos como de la fórmula ORC a pesar de los años, presagia una larga vida a esta nueva clase recién nacida, a bordo de la que se espera compitan algunos de los mejores regatistas del planeta. En este sentido, basta decir que el presidente de la clase es Jochen Schüemann, que cuenta en su currículo con cuatro medallas olímpicas y una trayectoria exitosa en la Copa América con el Alinghi suizo.

Además de la Copa de las Naciones, que vendrá a ser su campeonato del mundo, el ClubSwan 50 contará con un circuito propio compuesto por las regatas PalmaVela (Palma), Giraglia (San Remo), Copa del Rey (Palma), Palermo-Montecarlo y Les Voiles de Saint Tropez.

Ficha técnica | ClubSwan 50

[foto de la noticia]

Eslora: 16,74 m (incluido bauprés)

Casco: 15,24 m

Manga máx.: 4,20 m

Calado: 3,50 m. (opcional a 2,20 m.)

Desplazamiento: 8.500 kg

Lastre: 3.450 kg

Motor: Volvo D2-75 55 kW 75 Hp

Sup. vélica: 428 m2 (mayor: 93m2 + foque: 65 m + spinnaker: 270 m2)

Capacidad combustible: 300 l.

Capacidad agua: 350 l.

Diseño: Juan Kouyoumdjian