Casco de buceo de realidad aumentada

Nuevo casco de buceo de realidad aumentada diseñado por la armada estadounidense

El ejercito de Estados Unidos ha desarrollado un nuevo casco de buceo equipado con una pantalla llamada DAVD (Divers Augmented Vision Display), cuyo dispositivo de realidad aumentada permitirá a los buceadores ver información adicional del trabajo que estén realizando.

Incorporada directamente en el interior de casco de buceo, esta pantalla es capaz de mostrar en alta resolución vídeos, diagramas, fotografías y mensajes de texto, con el fin de proporcionar datos en tiempo real sobre la misión que se esté realizando en ese momento, para conseguir una mejor precisión.

Dennis Gallagher, ingeniero de proyectos y sistemas de desarrollo submarinos y su equipo, son los responsables del diseño de este particular casco de buceo, quienes lo describen como un “sistema futurista de próxima generación”.

Aseguran que la experiencia de llevar un casco de este estilo es semejante a la que podemos ver en las películas de Ironman, aunque también hay quien destaca más el hecho de que físicamente se parezca a un “minion”.

El sistema DAVD del casco se puede utilizar en diferentes misiones de buceo, que pueden ir desde la localización de barcos hundidos, construcciones subacuáticas, e incluso operaciones de salvamento.

Dentro del plan estratégico de la puesta en marcha de este proyecto, también se incluye el desarrollo de sonars de alta resolución y sistemas de vídeo mejorados bajo el agua, para permitir a los buceadores una mejor visión incluso cuando ésta es prácticamente nula.

Este casco se encuentra aún en fase de pruebas. Ya se ha testado con mas de 20 buzos de diferentes unidades de la Marina y ahora se está trabajando en la fase dos, donde se pretende el inicio de las primeras simulaciones de trabajos bajo el agua en octubre. La fase final está programada para principios de 2017, donde se practicarán trabajos en aguas abiertas.

Por supuesto que al ser un proyecto de la armada estadounidense, este casco no se comercializará de momento, pero quien sabe si dentro de un tiempo esta tecnología también estará al alcance de todos, tal y como ya ha sucedido con otros artículos que también empezaron como un proyecto privado militar.