Buque que buscaba al ARA San Juan debió retirarse por un velero perdido

Uno de los buques que buscaba al ARA San Juan debió retirarse para rastrear un velero perdido
Es el destructor Sarandí, que había partido el viernes pasado desde Puerto Belgrano con familiares de tripulantes del submarino a bordo.

El destructor Sarandí, que estaba abocado a la búsqueda del ARA San Juan, se alejó de la zona para buscar a un velero italiano desaparecido

La Armada debió retirar al buque destructor Sarandí de la zona de búsqueda del submarino ARA San Juan, para destinarlo al rastreo de un velero italiano que está perdido hace dos días en el mar argentino.

Se trata del velero Crilu, que partió el 3 de febrero del puerto de Ushuaia rumbo a Cabo Verde, África, y perdió todo contacto a unos 1.600 kilómetros de la costa argentina, a la altura de Puerto Deseado.

Como navegaba en la zona de jurisdicción asignada por convenio internacional a la Armada argentina, la fuerza tuvo que destinar a la búsqueda del navío desaparecido al buque que se encontraba más próximo.

Por esa razón el destructor Sarandí, que había partido el viernes pasado desde la base naval de Puerto Belgrano, con tres familiares del San Juan a bordo, debió alejarse del área de operaciones, para abocarse al caso SAR (Search And Rescue, Búsqueda y Rescate) del velero.

La Armada dispuso la zarpada del destructor La Argentina para reemplazar al Sarandí en las tareas coordinadas por el Comando de Adiestramiento y Alistamiento, para dar con el San Juan, desaparecido hace tres meses.

En consecuencia, en la zona de rastrillaje del San Juan por estas horas sólo opera el buque oceanográfico ruso Yantar, con la sonda de barrido lateral, en un área al este de Comodoro Rivadavia.

 

Para lunes o martes está prevista la partida a esa zona del buque ARA Islas Malvinas, que lleva a bordo el vehículo ruso a control remoto (ROV) “Pantera Plus”, apto para bajar hasta 1.000 metros de profundidad y verificar, sobre el lecho marino, los contactos aportados por los sonares de los buques argentinos.

El aviso Islas Malvinas, a bordo del cual viaja el suboficial Fernando Arjona, hermano de uno de los maquinistas del San Juan, debió amarrar esta semana en Puerto Belgrano, para que el vehículo ROV ruso sea reparado.

 

Por otro lado, se confirmó que la semana próxima, volverá a la zona de operaciones, después de casi dos meses de ausencia, el buque oceanográfico Victor Angelescu. Esa embarcación había participado durante las primeras semanas de búsqueda del ARA San Juan, y detectado los primeros indicios, cuando todavía se trabajaba con la hipótesis de un posible rescate de los tripulantes.

La nave, que cuenta con tecnología de última generación para el barrido de las profundidades marinas, fue incorporada en octubre pasado al ministerio de Agroindustria de la Nación y destinada al Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero, con sede en Mar del Plata.