Blind Cap, el primer gorro de natación vibratorio para no videntes

Blind Cap, el primer gorro de natación vibratorio para invidentesEl Comité Paralímpico Español junto a Samsung Electronics España y la agencia Cheil España han desarrollado el Blind Cap, el primer gorro de natación vibratorio para invidentes que les avisa de la proximidad de la pared.

El prototipo en sí permite dar un paso de gigante en los deportes paralímpicos. Desde 1960, para avisar al nadador de la proximidad de la pared se usaba el método conocido como “tapping”, donde el entrenador daba un golpe táctil con un palo reforzado con gomaespuma en la cabeza o el cuerpo. Ahora, 56 años después, con el gorro de natación vibratorio para invidentes Blind Cap, el entrenador únicamente tendrá que pulsar un botón en su teléfono móvil o reloj inteligente.

 

El gorro tiene un pequeño dispositivo, colocado a la altura de la nuca, el cual está conectado por bluetooth al teléfono móvil o reloj inteligente del entrenador. El entrenador al ver que el deportista se acerca a la pared, pulsa un botón en el teléfono y este hace vibrar el dispositivo del gorro, de tal manera que el nadador sabe que está próximo a la pared de la piscina y que debe de realizar el viraje para no chocarse.

El sistema utiliza una app creada para para la ocasión llamada “Blind Cap”, la cual es compatible con la tecnología Android y, además, es capaz de almacenar datos, es decir, que en el teléfono del entrenador quedan registrados todos los tiempos que realiza el nadador y sus progresos en forma de gráficas interactivas.

Debido a que se encuentra en fase experimental, el gorro de natación para invidentes con tecnología vibratoria, no va a poder ser usado en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, y por culpa del largo proceso de homologación que aún le queda por delante a este prototipo, aún no se sabe si podrán ser incluidos en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Gorro de natacion vibratorio para invidentes

Según el director de comunicación del Comité Paralímpico Español, Luis Leardyna, una vez el Blind Cap sea aprobado por el Comité Paralímpico Internacional y salga a la luz, el siguiente paso sería crear alguna especie de balizado en la piscina para que el nadador sea independiente y no dependa del entrenador.

El prototipo ha sido probado por el nadador paralímpico y ganador de varias medallas en Atenas 2004, Israel Oliver quien, junto a su entrenador José Luis Vaquero, cree que es una gran idea, y que a pesar de que precisa ciertas mejoras, es un gran avance para el deporte paralímpico.