Bim SR 98: navegación placentera

Bim SR 98: navegación placentera

Nuevo semirrígido para el transporte de personas, que con otra distribución también puede ser usado para paseo.

El Bim SR 98 en acción. Se aprecia su buena navegación y sutentación debido a líneas de casco bien estudiadas por el equipo de diseño del astillero.

Dotados de una sólida experiencia en semirrígidos para diversas prestaciones como practicaje en zonas de tráfico fluvial y marítimo, equipos de abastecimiento y apoyo, patrullaje o, como en este caso, transporte de personas, la gente de Bim –como se los conoce en el ambiente naútico– nos presenta este barco de uso comercial y sobrada calidad de marcha y confort.

Exterior
El SR 98 Serie A-1 parte de un casco en plástico reforzado con fibra de vidrio, cuyo diseño de fondo es un proyecto especial del astillero, y cuyo resultado es un planeo sumamente inmediato a mínimas RPM. En forma perimetral, el collar tubular –los tubos de goma– son de hypalón neoprene, recubrimiento que el astillero produce en forma exclusiva sólo para sus propios productos. En los laterales de los tubos, allí donde puede haber rozamientos con muelles o embarcaciones, o simplemente tránsito de personas, los tubos tienen doble tela, como refuerzo adicional. Y un tema de seguridad: toda la estructura de los tubos se divide en seis compartimientos independientes, totalizando unos 5,5 metros cúbicos de aire, es decir, una reserva de flotabilidad excelente en condición extrema.

Desde el interior del casco nace una cabina, construida en PRFV con el aditamento de refuerzos en Divinicell, material de bajo peso y sólida estructura molecular. De buena altura interior, alberga a doce pasajeros, el timonel y un tripulante. El diseño exterior es
moderno y convencional.

La visibilidad desde el interior es garantizada por ventanas laterales de paños fijos ubicadas a buena altura desde el nivel del agua, de gran superficie vidriada y todas
tonalizadas. En proa, el parabrisas tiene tres paños, y mantiene mayor altura (en forma vertical). En buen desarrollo, el sector central es una puerta estanca que permite el ingreso a cabina desde proa, para embarcar, desembarcar o como salida de emergencia. Un pasillo externo de muy poca superficie se extiende de proa a popa por debajo del marco de la ventana, pensado para tareas de amarre y para que el tripulante pueda pasar. El cockpit admite el balde portamotor y dos laterales en plástico sobre cada banda (sobre uno de ellos se ancla una balsa de seguridad para 15 personas, autoinflable y obligatoria para la zona operativa). En la banda opuesta, un cajón estanco protege las baterías de la embarcación (de motores, servicio y emergencia). También posee un arco portarradar de bajo perfil y mejor superficie de apoyo para antenas y artefactos de comunicación y navegación.