B&G la electrónica a bordo de los Volvo Ocean

B&G la electrónica a bordo de los Volvo Ocean Race

B&G la electrónica a bordo de los Volvo Ocean

B&G, Proveedor Oficial de la Volvo Ocean Race, ha equipado la flota completa de VOR65 con sistemas de navegación de tecnología punta, software táctico y sistemas de instrumentación de nivel Grand Prix. Además, B&G proporcionará soporte durante toda la regata tanto a la organización como a las tripulaciones que participan en la Volvo Ocean Race 2017/18.

 

Vídeo introductorio de Iván Gisbert, especialista técnico de B&G:

Equipamiento a bordo de los Volvo Ocean 65:

Radar Broadband y sensores de viento de B&G arriba del mástil

A tope de palo, todos los Volvo Ocean 65 disponen de un Radar Broadband 4G y sensores de viento duplicados: uno vertical para separarse del efecto de las perturbaciones provocadas por la gran vela mayor y una unidad más pequeña redundante.

Cinco pantallas 20/20 HV en la base del mástil

Cinco pantallas 20/20 HV ultranítidas muestran datos vitales a la tripulación sean cuales sean las condiciones meteorológicas, de día o de noche, llueva o haga sol (o nieve…). Las pantallas custom, selladas ópticamente y de alto contraste, ofrecen los datos a gran velocidad y con una nitidez incomparable. Al navegar a gran velocidad y durante la noche, la tripulación depende casi exclusivamente de las pantallas de los instrumentos, y las 20/20 HV se encuentran en la campo de visión del timón, las velas y las olas que acechan por proa, permitiendo así una visión rápida y natural de los datos más importantes.

panorama náutico, electrónica B&G VOR 65
Foto: Pierrick Contin Start from Saint-Malo

Sensor de movimiento en 3D

El sistema de instrumentación WTP corrige la medición del viento para eliminar los errores provocados por el movimiento de la embarcación, mide las velocidades de giro de escora y cabeceo, calcula el viento inducido a la altura del sensor de viento y lo corrige. Esto permite que el sistema trabaje con datos con un menor “damping” (lecturas de datos suavizadas/promediadas), con lo que se logran datos más útiles para la toma de decisiones.

Sensor de profundidad

Elemento imprescindible: No importa lo bueno que sea el resto del sistema si terminas encallado en un banco de arena. Los Volvo Ocean 65 cuentan con un sensor de profundidad en red del que se pueden ver los datos en cualquier parte del sistema en cualquier momento.

panorama náutico, electrónica B&G VOR 65
 Foto: Martin Keruzore

Tres sensores de velocidad en la quilla

Para la regata 2017/18 los Volvo Ocean 65 cuentan con un sensor de velocidad en el bulbo de la quilla, además de los sensores tradicionales en el casco (aunque estos se encuentran en la parte posterior del barco para ofrecer un rendimiento óptimo en través). La ubicación en la quilla ofrece algunas ventajas clave; la principal es que no hay prácticamente interferencias por burbujas de aire en el sensor, algo que sucede a menudo en una embarcación rápida en condiciones meteorológicas adversas cuando los sensores están montados en el casco. Este es también el motivo por el que los 65 cuentan aún con sensores de tipo corredera.  Los equipos cambian frecuentemente a velocidad SOG (Speed Over Ground) al alcanzar una velocidad alta (más de 15 nudos) en áreas de escasa corriente.

Sensores de rumbo

Todos los barcos cuentan con un compás GPS HS70 además de dos sensores Precision-9. El Precision-9 es un compás de nueve ejes con capacidad de autoaprendizaje que le permite mejorar de forma continua su precisión. Los sensores también proporcionan el ángulo de escora, de cabeceo (proa/popa) y datos de movimiento vertical.

panorama náutico, electrónica B&G VOR 65
Foto: Jeremie Lecaudey / Alicante Stopover

CPU WTP3, módulos de adquisición de datos, barómetro H5000 en el panel de electrónica

El WTP3 y los módulos asociados están instalados en el mamparo situado junto a la estación de navegación, una posición relativamente seca, junto a los sistemas eléctricos y el resto de los sistemas electrónicos. El WTP3 es el corazón del sistema y proporciona datos de navegación a la tripulación en cubierta, datos de navegación para el navegante y, además, procesa los datos del motor Volvo Penta, el sistema de energía renovable, la instrumentación y otros sistemas del barco para su transmisión a la sede central de la regata y a los seguidores de esta en la web de la Volvo Ocean Race.

Pantalla de instrumentos H5000, pantalla de radar/chartplotter Zeus³, la estación de navegación

La estación de navegación a bordo del Volvo Ocean 65 es el centro del universo para el navegante. Todo lo que necesita está aquí: todos los datos de rendimiento, meteorológicos y de posición de los equipos competidores está disponible en los sistemas. La pantalla H5000 permite supervisar rápidamente todos los datos de navegación; los ordenadores ejecutan software táctico conectados al sistema de instrumentos de WTP3; las pantallas multifunción Zeus³ proporcionan datos de navegación, pantalla de radar, una vista de la carta/AIS y permite, asimismo, el control y la monitorización táctiles de todos los sistemas a bordo mediante el sistema de conmutación digital. Hay una segunda pantalla Zeus3 en la parte delantera del barco que permite que otros miembros de la tripulación controlen los sistemas y vean el radar.

panorama náutico, electrónica B&G VOR 65
Foto: Konrad Frost / Volvo Ocean RAce

Pantallas gráficas H5000

Hay ocho pantallas H5000 situadas alrededor del Volvo Ocean 65, ya que la clave para el rendimiento de los sistemas de navegación es disponer de los datos que la tripulación necesita, donde los necesita. En el 65, las pantallas se encuentran situadas en los pedestales de gobierno, en la base del pedestal del winch, en el mamparo principal y en la estación de navegación.

Sensor de temperatura del aire , Antena GPS ZG100

Posición de alta precisión, actualizada 10 veces por segundo. La antena GPS ZG100 también integra un sensor de rumbo multieje que permite realizar un amortiguamiento inteligente del rumbo COG (Course Over Ground) cuando el barco navega a baja velocidad, que es cuando las antenas normales pueden ofrecer datos irregulares debido a los errores de posicionamiento normales del GPS. En casos extremos, se puede usar también como compás de respeto.