Antithesis, el  yate /  casa flotante

Antithesis, el yate / casa flotante

El diseñador indio Rishi Roman ha creado Antithesis, un megayate futurista que aspira a romper con los moldes en lo que a este tipo de embarcaciones de lujo se refiere. De color negro, con formas y volúmenes simétricos y rectangulares, con un puente de cristal y con un patio inmenso en la parte inferior. Así es esta casa flotante que ha llamado la atención de varios medios internacionales y que, de momento, sólo existe sobre el papel. “El precio sería elevado, pero si alguien quiere hacer de Antithesis una realidad, sólo tiene que llamarme”, asegura el profesional.

Una casa modernista flotando sobre la nada. Así es Antithesis, el “megayate” de lujo que aspira a romper moldes. “Normalmente, todos los yates tienen más o menos la misma arquitectura y diseño”, explica a Fuera de Serie Rishi Soman , el artífice de una embarcación que, de momento, sólo existe sobre los planos.

Desde su India natal, este diseñador industrial dio vida a Antithesis porque quería hacer algo distinto pero no espléndido,”un proyecto que cuestionase la arquitectura tradicional y obligase al sector a repensar el volumen y forma que siempre se le da a este tipo de barcos”, señala el profesional.

Su diseño permite creer que se está ‘caminando directamente sobre el mar’.

De este modo, y bajo la influencia de los estilos modernista y futurista, surgió Antithesis, un “megayate” con un inmenso patio -piscina incluida- abierto al mar, un puente de cristal, una estructura monolítica y cubos a modo de casa “en suspensión” en los que poder llevar a cabo una vida normal. “Además, la fibra de carbón negra que cubre todo el casco le daría un aspecto innovador, que rompe con la norma. La mayoría de los barcos son de color blanco”, asegura Soman: “No aspiro a nada en particular. Como joven innovador quiero explorar nuevas posibilidades en lo que a yates de lujo se refiere”, añade.

Diseñar yates es un proceso especialmente caro. Por eso, y según Soman, este tipo de barcos de recreo se caracterizan por su ingeniería y arquitectura. En la mayoría de los casos, estos dos aspectos se repiten. “Debido al presupuesto, los expertos no se atreven a jugar con la forma y apariencia de estas embarcaciones. Casi todas son iguales”, reitera el autor de Antithesis desde su casa de India.

El barco dispone de varias plantas habitables: habitaciones en la parte superior y una piscina y patio inmenso en la parte inferior.

Así, y en aras de experimentar, Soman empezó a jugar con los distintos volúmenes que pueden conformar este tipo de barcos. Después de meses de trabajo, dio con una nueva estructura que cambió su carrera. “Descubrí que los yates podían tener una estructura diferente, que la zona habitable podía tener forma de cubo ‘flotante’. por ejemplo. Un volumen elevado que, a simple vista, pareciese caminar sobre la mar”, recuerda a Fuera de Serie este diseñador industrial:”Mi proyecto, más que una embarcación, parece un patio de recreo futurista en mitad de la nada. Esto lo hace único”.

Varias plantas habitables, formas y volúmenes simétricos y rectangulares separados de la base, habitaciones en las plantas más elevadas, una piscina y un patio inmenso en la zona inferior -piensen en los cruceros, la mayoría tienen la zona de ocio en la parte más alta- y un helipuerto para transportar mercancías, convierten a Antithesis en un proyecto “único”.

No obstante, y pese que que Soman ha llamado la atención de varios medios internacionales, el arquitecto no tiene intención de construirlo. “Es un prototipo factible pero muy caro. Si alguien se atreve a hacer de Antithesis algo palpable y real, basta con que contacte conmigo”, espeta el arquitecto.

De momento, su objetivo principal ya lo ha conseguido: traer al universo de los yates nuevas ideas que van más allá de lo tradicional.