Alex Thompson marca el primer récord de la Vendée Globe

El navegante oceánico británico Alex Thompson ha logrado marcar un nuevo tiempo de referencia entre la salida de la Vendée Globe, en la ciudad francesa de Les Sables d´Olonne y la línea del ecuador.

Alex Thomson, a bordo de su poderoso Imoca 60 Hugo Boss ha parado el crono después de 9 días, 7 horas y 2 minutos. Este récord empieza a diluir las dudas sobre la fiabilidad de los barcos con “foils” aunque la Vendée Globe 2016, por así decirlo, no acaba más que comenzar.

Lo que si está claro es que la bestia negra del Hugo Boss ha volado sobre el Atlántico norte a velocidades increíbles, marcando medias de 20 nudos durante periodos de 24 horas!!!

El potencial que está demostrando Alex Thompson con su Hugo Boss es tan evidente que incluso tras el error estratégico cometido que lo alejó de los puestos de cabeza, con la trasluchada haciá la costa de Portugal cuando dejaba las aguas españolas de Galicia, volvió a liderar la flota debido a la buena velocidad que consiguió a lo largo de la bajada entre Canarias y Cabo Verde. A partir de ahí, se lanzó como un misil hacia los Doldrums ganando millas hasta lograr abrir una brecha con el segundo clasificado de más de 90 millas antes de cruzar el ecuador.

En estos momentos Alex Thomson mantiene una ventaja de casi 60 millas con el Banque Populaire VII de Armel Le Cleac´h y de 70 millas con el PRB de Vincent Riou, que sigue dejando perplejos a todo el mundo al mantener el ritmo de cabeza sin tener “foils”.

Vincent Riou comentaba esta tarde “Esperaba este nivel, de lo contrario no estaría compitiendo aquí. Las condiciones son difíciles para mí ahora. En el Hemisferio Norte tuvimos velocidades más altas. Sabemos que los foils funcionan. El viento será de popa durante los próximos días. Tengo suerte de que el viento no parece que vaya a subir mucho, así la diferencia no va a ser tan grande, pero existe. Queda mucho por delante. Estamos esperando a ver qué nos encontramos en el Atlántico Sur para saber si necesito apretar el acelerador. Parece que será rápido pero los diferentes modelos de ‘meteo’ no se ponen de acuerdo: hay dos caminos para ir hacia Cabo de Buena Esperanza. Pero está claro que será rápido”.

Dídac Costa, pronto dejará el farolillo rojo

El patrón catalán Dídac Costa hablaba esta mañana con el equipo de prensa de la Vendée Globe y confirmaba que los Doldrums no le han dejado mucho tiempo a la tranquilidad en el último día y medio: “He tenido bastantes chubascos y un viento bastante inestable. Estoy esperando que pasen un poco para que se estabilice el viento porque he estado bastantes horas parado y luego he arrancado con mucho viento, con rachas de 25-30 nudos, así que es un poco incómodo de gestionar”.

Parece que poco a poco esta situación tendría que ir pasando pero, como él mismo ha apuntado, “tampoco está muy clara la ‘meteo’ para los próximos días”.

En cuanto la vida a bordo, tras 11 días de regata y a pesar de la inestabilidad del tiempo, parece que Costa ha entrado en la dinámica: “Estoy más tranquilo que los primeros días y muy pendiente del barco. Excepto este último día y medio que he estado sin parar por los chubascos ya voy cogiendo el ritmo y acostumbrándome. Estoy durmiendo bien y comiendo bien también”.