Pilote su propio hidroavión

Cabe en un garaje, pesa la tercera parte que un todoterreno, es fácil de manejar y, lo mejor: vuela. Tras nueve años de investigación, el hidroavión ICON A 5 ya está a la venta por 180.000 euros. La lista de espera es de dos años.

No es sólo el “gadget” del futuro para jet-setters. El Icon A5 tiene la noble aspiración de convertir el cielo en un lugar más accesible. O al menos eso reza su principal creador y CEO, el expiloto de aviones de combate F-16 Kirk Hawkins, que lo ha bautizado abiertamente como “democratizador aéreo”. Algo tal vez no muy realista a juzgar por su precio -su versión básica cuesta unos 200.000 dólares; algo menos de 180.000 euros- y su lista de espera, que supera los dos años de producción y los 1.500 pedidos; aunque sí por su tamaño y por la facilidad de su manejo. Hasta la fecha sólo aquellos que completaban la academia de vuelo podían plantearse comprar su propio avión.

Pilote su propio avión por 180.000 euros
A medio camino entre el arte y la aviación, el Icon A5 es un ultraligero anfibio, plegable y con una cabina de aspecto deportivo para dos personas. Su apariencia ha corrido a cargo de los mejores diseñadores de Honda o BMW y la programación es una proeza de los genios de Virgin Galactic. Su estructura está construida casi exclusivamente en fibra de carbono de alta resistencia, para un peso total de 453 kg, y posee un sistema de alas plegables de 10,6 metros que permite aparcarlo en casi en cualquier lugar, incluido el garaje de casa.

El tren de aterrizaje es retráctil: puede despegar y posarse en tierra y en agua.
Lo cierto es que su imagen recuerda a un jet ski o al brazo de un Transformer: seductora, ligera y capaz de generar multitud de sensaciones. “La aviación como la conoce casi todo el mundo tiene diferentes motivos y misiones”, explica Kirk Hawkins, “pero la mayoría del tiempo se plasma en un transporte poco emocional”. Y añade: “El Icon A5 es puro estilo de vida. No hay que pensar en él como en otro aburrido avión privado, sino como en el último vehículo deportivo; uno que cambiará la perspectiva que tiene la gente de la aviación y nos hará olvidar la dificultad de pilotar”. Ejemplo: su sencillo manejo, con un intuitivo panel de control y dos únicas palancas, sólo requiere una certificación para volar por debajo de los 10.000 pies (3.000 metros; un avión comercial vuela a una altura de unos 10.000 metros), trámite que puede superarse en un par de semanas, la mitad de tiempo que se emplea en lograr un permiso convencional. “Queremos que la gente vea volar el A5 y diga: ‘¡Yo puedo pilotar, estar al mando de algo así!'”.

Sus alas son plegables, lo que facilita su guarda y transporte.
Su tren de aterrizaje retraíble puede ocultarse para convertir el A5 en todo un hidroavión y le permite despegar y aterrizar tanto en el agua como en tierra. Dotado de un motor Rotax 912 iS de 100 caballos en la parte posterior, alcanza una velocidad punta de 250km/h y autonomía de vuelo de 550 kilómetros. Está considerado uno de los aviones ligeros más seguros del planeta: su sistema anti-spin evita que entre en barrena, cuenta con un paracaídas integrado (que hará descender la máquina al ralentí en caso de problemas) y medidas que bloquean el uso de ángulos de ataque muy pronunciados.

Dotado de un motor de 100 caballos, se eleva a una altura de 3.000 metros y tiene una autonomía de 550 km.
Tras nueve años de preparativos y con más de 100 millones de dólares invertidos en desarrollo, fabricación y todo tipo de pruebas, la compañía entregó la primera unidad en junio de 2015 al piloto de acrobacias Sean Tucker, director general de Young Eagles, organización que acerca a los niños la experiencia de la aviación general. En los últimos meses han sido numerosos los periodistas norteamericanos que han podido probarlo en primera persona, con un aplauso unánime en las críticas.

Icon ha cosechado numerosos premios, incluyendo los prestigiosos galardones de diseño Red Dot, I.D Magazine Annual Design Review, IDSA y más recientemente el Gold Spark. Eso ha hecho de esta compañía una de las startups más prometedoras del planeta, con una nueva planta de producción al Norte de California de más de 28.000 metros cuadrados y la firme promesa de continuar transformando el mundo de la aviación.

Ficha técnica
Longitud. 6,7 m. Envergadura. 10,6 m. Altura. 2,16 m. Peso. 453 kg. Peso máximo al despegue. 648,6 kg. Planta motriz. Motor Rotax 912 ULS de 100 caballos de potencia. Velocidad máxima. 250 km/h. Autonomía. 550 km. Precio. A partir de 200.000 dólares (180.000 euros aprox.).