Los ingresos de un Surfista

Un surfista profesional se dedica a viajar alrededor del mundo para competir en las mejores olas, casi siempre en los destinos más exóticos del planeta. También suele realizar surfaris en lugares remotos con su tabla y un equipo de grabación para protagonizar vídeos que son devorados por seguidores y curiosos. Algunos incluso posan como modelos con los productos de sus patrocinadores. Hace tiempo que el surf se convirtió en un negocio jugoso, pero hasta la fecha no había trascendido cuánto puede ganar un rider de élite.
Un litigio entre la compañía Quiksilver y el surfista Dane Reynolds ha desvelado los detalles del contrato que les unía. El documento, recuperado del registro público por la publicación Beach Grit, es una de las pruebas presentadas por la empresa, que quebró hace unos años, al tribunal del estado de Delaware (Estados Unidos).
Por contrato, rubricado en 2006 y con validez hasta 2011, el surfista californiano tenía un sueldo base de 291.666 dólares mensuales (unos 255.811 euros al cambio), esto es, 3,5 millones de dólares anuales (3.069.000 euros). Además, se estipulaba una prima de 100.000 dólares por firma de contrato, así como 10.000 dólares en acciones de Quiksilver durante un periodo de tres años.
Reynolds posa con un joven seguidor. | WSLReynolds posa con un joven seguidor. | WSL
El rider de Ventura también ingresaba por contrato el tres por ciento de las ventas de los productos de su propia colección de la marca o 72.000 dólares anuales para gastos generados por alquiler de “casa, apartamento, almacén o de otras propiedades” que necesitaba durante torneos y viajes.
Las ganancias que se han hecho públicas pertenecen a un único patrocinador, por lo que algunas publicaciones especializadas apuntan a que los ingresos totales del californiano en aquella época podrían superar los cinco millones de euros.
Dane Reynolds es uno de los surfistas más geniales y enigmáticos de los últimos tiempos. Tras irrumpir con fuerza en el mundial WCT -actual WSL- en 2008 con un surf espectacular y novedoso, sólo permaneció en la élite tres temporadas debido a una grave lesión y, sobre todo, a su decisión de alejarse del sacrificio que supone la alta competición.
Su marcha del circuito no significó una fuga de patrocinadores, ya que éstos seguían interesados en su faceta de freesurfer, grabando viajes y experiencias con las olas, en la que sigue teniendo una fiel legión de seguidores. En alguna ocasión, Reynolds acepta una invitación wildcard para disputar torneos, donde sigue fulminando a algunos pesos pesados del surf mundial.
Una fábrica llamada Kelly Slater
Kelly Slater. | WSLKelly Slater. | WSL
Si Reynolds, que llegó a ocupar el cuarto puesto del ránking mundial, cobra esas cantidades, ¿cuánto puede llegar a ganar Kelly Slater, 11 veces campeón del mundo del surf y una auténtica máquina de hacer dinero?
El director general de la World Surf League dijo el año pasado que el todopoderoso surfista ganaba más de 20 millones de dólares al año, la mayor parte procedente de patrocinadores. Slater contestó poco después: “He tenido muy buenos años, pero eso sería tener uno tremendamente genial”.
Pese al desmentido de Kelly Slater, las publicaciones especializadas en elaborar listas de las grandes fortunas dan por buenos esos 20 millones. Además del dinero conseguido por sus victorias y títulos mundiales, el estadounidense ha posado para Versace, ha sido uno de ‘Los Vigilantes de la playa’ en la famosa serie de televisión de los 90 y ha tenido contratos millonarios con marcas como Quiksilver.
Forbes, por ejemplo, calcula que sólo por la venta de sus acciones de GoPro pudo haberse embolsado más de un millón de euros. Y queda por ver cuánto gana con los productos de sus propias marcas (ropa, tablas de surf o incluso una bebida energética) con su último proyecto: una ola artificial perfecta.